Editorial.

La coincidencia entre las elecciones generales y las autonómicas valencianas, por el oportunismo de Ximo Puig, pueden situar a estas últimas en un lugar desmerecido o secundario, sin que se les conceda la importancia que tienen. Es fundamental para la unidad de España que la Comunidad Valenciana se libere de los dictados pancatalanistas, que la han atenazado durante esta legislatura, con hechos tan graves como la creación artificial de un conflicto lingüístico que no existe en la sociedad. Esta legislatura ha sido la de Mónica Oltra, mientras Ximo Puig se ha limitado a un papel institucional, dejando hacer. Ese esquema ha fracasado y ningún sentido tendría que se reeditara.

Podríamos hacer el análisis mediante el descarte a través del criterio del candidato menos malo para concluir que es Toni Cantó, el candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat, pero no es necesario recurrir a ello, porque, en nuestra opinión, Toni Cantó es el mejor de los candidatos que se presentan a estos comicios. En la cuestión nuclear de la defensa de la identidad valenciana es una personalidad de sólidos principios y sin fisuras. En la relacionada de la españolidad del viejo Reino de Valencia, es igualmente un valor seguro, sin complejos y con orgullo. En otras cuestiones que son importantes para Rambla Libre como los efectos perversos de la ideología de género, Cantó fue pionero en denunciar la plaga de denuncias falsas y el negocio. Es de justicia reconocérselo en las urnas.

De Ciudadanos nos separan cuestiones morales de suma importancia. Rechazamos la eutanasia que es un crimen con el que se pretende diezmar a la población anciana para hacer disminuir su carga sobre los Presupuestos. Estamos en contra de la maternidad subrogada o los vientres de alquiler que degrada y cosifica a la mujer. Pero tales cuestiones no están en litigio en las elecciones autonómicas. De cara a las elecciones europeas, Ciudadanos presenta a un candidato que consideramos pésimo, como Luis Garicano, admirador de George Soros y partidario de las destructivas tesis globalistas. Percibimos en Toni Cantó matices distintos a ese tipo de posturas de un Ciudadanos con una evolución degradante hacia posiciones progres. Es más, creemos que Ciudadanos de la Comunidad Valenciana puede en el futuro pasar a tener peso y voz propia en una línea necesaria de derecha civilizada.

Descartadas las opciones de izquierdas, sucursalistas del separatismo catalán, la candidata del PP, Isabel Bonig está cuestionada en su propio partido, no faltan quienes confían en que una derrota conlleve su relevo y es, como mucho, una persona de compromiso dentro de una estructura burocratizada, sin ideas y sin impulso para sacar a la Comunidad Valenciana del anquilosamiento y el marasmo actuales.

En cuanto a Vox, en lo relativo a las elecciones valencianas no merece ni tan siquiera hace el análisis de unas candidaturas endebles, sin un proyecto real, sin equipos y con un abrumador nepotismo tanto en Valencia –donde José María Llanos coloca a su cuñada y su hija- como en Alicante –donde Ana Vega coloca a su padre y a su amante, Mario Ortolá– que hacen que el voto a Vox se convierta en un ejercicio de execrable indignidad.

La entrada Toni Cantó, el mejor candidato a la Generalitat valenciana se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This