Fernando Alonso Barahona. Crítico de cine.

https://www.youtube.com/watch?v=SI7sgNO3PVE

 

Si yo fuera rico es el título de una célebre canción del musical El violinista en el tejado , ahora  sirve para presentar una comedia divertida y con un punto original de inicio  :

A Santi  , un joven en apuros , le toca la lotería… y no precisamente un pellizco, sino una gran cantidad  ¡25 millones de euros  ¡¡¡ Todo maravilloso si no fuera por un pequeño detalle: el régimen de gananciales en pleno proceso de divorcio de Maite. ¿Será Santi capaz de ocultar semejante millonada a su ex y a todo su entorno hasta que el divorcio sea efectivo?  . El problema es que, a la vista de su situación sentimental- tiene novia a la que no le puede contar lo sucedido –  y dado que está casado en régimen de gananciales, anunciarlo antes de formalizar el divorcio conllevaría renunciar a la mitad de su fortuna.

Esto le lleva a vivir una auténtica doble vida: trajes, suites en hoteles de lujo , drones , caprichos comilonas  y mariscadas de todo tipo . Ello envuelto en una fingida austeridad entre las juergas  . Por ejemplo rellenar las botellas de vino normal con grandes reservas o los envases de jamón serrano con un cinco jotas.

Aunque, de largo, lo que peor lleva es no poder compartir su dinero con sus amigos, dos niños dentro del cuerpo de hombres a los que decidirá hacerles ingresos inesperados para poder disfrutar de su suerte.

La obra está  dirigida por el especialista  Alvaro Fernandez Armero  ( le recordamos aparte de en películas :   Todo es mentira, Brujas …  como creador y  director de la serie de Movistar , Vergüenza . ,

y cuenta con un reparto chispeante :  Álex García ,  Alexandra Jiménez, Adrián Lastra, Diego Martín  , Paula Echevarría … ellos se convierten en los reyes de esta función que perfectamente podría dar lugar a una serie de TV al estilo de Aquí no hay quien viva o La que se avecina .

Y como ejemplo del aserto, no podría faltar un selecto  reparto de actores secundarios, entre los que destacan  Antonio Resines y Jordi Sánchez .  Ellos se llevan en más de un momento el gato al agua , sobre todo el veterano Resines, experto en mil comedias .

Si yo fuera rico  pretende ser  sobre todo una película amable ( como la excelente Padre no hay más que uno, de Santiago Segura ) aunque haya algún episodio discutible como el de la prostituta , algunos chistes de dudosos gusto y alguna que otra nota de chabacanería

Pero en general predomina el divertimento, la humanidad y simpatía de los protagonistas y un espléndido ritmo de principio a fin de la historia . Un instante desternillante es ese en el que Santi se venga a su manera de su nuevo jefe . Aquí la sombra de Billy Wilder brilla con luz propia .

El personaje femenino principal lo interpreta una notable Alejandra Jiménez ( Superlopez )  . Ella destaca entre la caterva de niños malcriados en que se han convertido los amigos de Santi y él mismo . Es un  contrapunto que funciona de forma correcta y hace latir a la historia .

Al final  las aguas volverán a su cauce : el dinero sirve para recomponer las heridas del amor . Superficialidad sin duda, pero sirve para pasar el rato .   Lo que no es poco en los tiempos cinematográficos que corren .

 

 

La entrada Si yo fuera rico se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This