Roberto Centeno. Catedrático de Economía.

El grado de corrupción y degradación en los grandes estamentos de la sociedad española desde la infausta Transición, que nos está llevando a la ruina política, económica y social, no tiene parangón en la historia de España y de Europa.

Roberto Centeno./ Foto: ramblalibre.com.

El último descubrimiento ha sido el escándalo de las escuchas telefónicas ilegales masivas, realizadas por el comisario Villarejo por encargo de la cúpula directiva del BBVA, que supone aparte de una actuación inmoral inaudita, un caso claro de administración desleal por la malversación de fondos del BBVA en operaciones de espionaje ilegal, total y absolutamente injustificadas.

Javier Ayuso. /Foto: elmundo.es.

Pero esto no es todo, aparte de mas de 15.000 llamadas a miles de personas y en particular al empresario Luis del Rivero, que debe ser un santo ya que después de este espionaje masivo no han encontrado en él nada delictivo o vergonzoso, se montó y financió también otra trama mediática paralela liderada por Javier Ayuso, jefe de prensa del banco y después directos de El País y jefe de prensa del Rey Emérito, para desacreditar a las mismas personas objeto de espionaje haciéndoles entre otras cosas el denominado “maniqueo”, que es justo lo que están haciendo ahora con Vox la mayoría de medios, consistente en poner en boca de la persona a desprestigiar, Abascal en el caso de Vox, cosas que no ha dicho para después atacarle virulentamente por ello.

Esta trama ilegal de espionaje telefónico y la campaña mediática de descrédito financiada por fondos del banco y, en consecuencia, un claro delito de administración desleal, no fue exclusivo de la cúpula del BBVA, exactamente lo hicieron también las cúpulas de La Caixa y Repsol y por los mismos motivos contra las mismas personas. Y es dicho esto para que los ciudadanos comprendan bien la inaudita podredumbre de la casta política y empresarial  que se repartieron España como si fuera un solar, a través de  la infausta Transición que no solo nos robó la democracia imponiéndonos una oligarquía de partidos sin separación de poderes, sino que además puso en marcha el sistema fiscal mas depredador e injusto de occidente, para expoliar sin límite a los españoles, lo que esta destruyendo la clase media y empobreciendo al 80% de las familias.

Manuel Pizarro. /Foto: heraldo.es.

Los hechos delictivos  relatados tienen su origen en privatización a precio de saldo de las grandes empresas públicas, construidas con el esfuerzo, el sudor y el ahorro de varias generaciones de españoles, y que se vendieron a la décima parte de su valor a los banqueros amigos del poder, algo de lo que fui testigo excepcional. Estoy hablando de Telefónica, de ENDESA, de Tabacalera, de Repsol y de Argentaria, las joyas de la corona, que no solo fueron casi regaladas por Aznar es que además colocó al frente de ellas a sus amiguetes, Villalonga, Pizarro, Alierta, Cortina y Francisco González. Una vez en sus manos, entregaron su multimillonaria publicidad a una empresa de la familia de Rato que como no tenía la mínima capacidad para realizarla, lo subcontrataba a terceros, pero quedándose con más de la mitad del río de dinero recibido.

Es decir, el esquema era el siguiente, los tres tenores, González, Alierta y Pizarro, agentes todos de cambio y bolsa e íntimos amigos, que controlaban el grueso de la publicidad de España, se la cedían a su mentor Rato, que a su vez la subcontrata por menos de la mitad de lo que recibía, con lo que se forraba. Cuando uno de ellos (González) ve peligrar su sillón por la OPA de Rivero, se reúnen los tenores con su mentor que con ello perdería un tercio de sus beneficios en su chiringuito de publicidad, y organizan un plan que lleva a cabo el afectado que es González, el cual contrata los servicios de espionaje ilegal de Villarejo, y la compra de los medios de comunicación a través de Ayuso, que recibe las informaciones que el espionaje de Villarejo le facilita. Este escandaloso proceder fue conocido por el Fondo Monetario Internacional le obligarían a dimitir. Y no solo eso, Aznar que le había elegido como sucesor, al saber que era un corrupto, le descarta.

Rodrigo Rato. /Foto: elconfidencial.com

Villalonga caería por su propio peso y le sustituiría Alierta amigo personal de Rato con  quien tenía hoteles en Berlín. Pizarro, un gestor absolutamente desastroso al que Aznar le había entregado ENDESA, la mayor empresa eléctrica de España y una de las mayores de Europa, se estuvo tocando la barriga durante 9 años en lugar de expandir su empresa por el mundo y hacia otras energías como el gas, para lo que disponía de recursos más que suficientes, hasta que un aciago día una empresa minúscula entonces, Gas Natural – una hormiga al lado de un elefante – le despertó de súbito de su “dolce far niente” con una OPA ridícula que acabaría en un desastre absoluto para España y para los españoles. La empresa estatal italiana ENEL doblaría fácilmente el ridículo precio de la OPA de Gas, y pasaría a controlar a la mayor empresa eléctrica española, gestionada desde entonces escandalosamente a favor de las empresas suministradoras e intereses italianos y en contra del interés de España y sus empresas.

Cortina sería sustituido por los nacionalistas catalanes (Brufau) por tener la “osadía” de intentar competir con el monopolio gasista en manos del nacionalismo catalán, y Francisco González, que al contrario que el inútil de Pizarro amplió su imperio de Argentaria fusionándolo con el BBV hoy BBVA.  Los hechos delictivos relatados se producen cuando un grupo de inversores encabezados por Luis del Rivero intentan a través de una OPA tomar el control primero del BBVA y después de REPSOL, algo que logran evitar gracias a la campaña de descrédito y la ayuda de Zapatero desde el PSOE y de Rajoy desde el PP. Como gestor Francisco González ha sido un desastre a parte un dictador con una soberbia ilimitada, ya que la acciones del BBVA valían a su salida un 40% menos de cuando llegó, y eso términos monetarios en términos reales muchísimo más, por los graves errores e inversiones fallidas en China, Venezuela, Argentina, Portugal y Turquía. A pesar de todo, los medios tan generosamente comprados con el dinero del banco, cantarían sus glorias como el mejor gestor de la galaxia. El País, gran beneficiario de su generosidad le dedicaría una vergonzosa loa de dos páginas.

José Manuel Villarejo. /Foto: elpais.com.

Viendo venir el tsunami de Villarejo, González dejó la presidencia al consejero delegado Carlos Torres, también responsable de la trama de escuchas y campaña mediática, después de cobrar 150 millones de euros de compensación por todos los conceptos, un dinero ¡oh maravilla! que no ha ingresado en el BBVA, sino que ha puesto a salvo en el HSBC ( Hong Kong Shangai Bank Corporation). Si como es de esperar  la Fiscalía, los accionistas y los empleados ( sobre todo los despedidos en regulaciones de empleo para poder pagar entre otras cosa estas inauditas golfadas, y La Caixa va despedir a 2.000 más próximamente) presentan las querellas correspondientes contra González y sus colaboradores este podría acabar en la cárcel, donde ya están sus dos amigos Rato y Villarejo, y el daño reputacional para el banco en España, Turquía y México donde controla Bancomer, uno de los primeros bancos del país azteca, puede ser devastador. Y lo mismo puede decirse de La Caixa y de Repsol que siguieron exactamente el esquema González de escuchas ilegales y campaña mediática con el dinero  de las empresas en 2011.

 

La entrada Roberto Centeno: Inaudita malversación de fondos del BBVA y La Caixa se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This