Luis Bru.

“La ciudad que fue”, libro reeditado del bocachanclas Losantos, Este personaje incapaz de sacar un nuevo libro desempolva de los anaqueles un libro ajado. Lo suficiente para que Pedro J, que está más salido que la punta de una plancha, experto en perversiones sexuales, le entreviste sobre sexo. No sé qué opinaran sus escasos seguidores sobre su capacidad de regeneración de la vida española.

El picha grava parece salir de un programa de Ayanta Barilli, No sabemos lo que opinará su santa esposa María Prad0, funcionaria de la Comunidad de Madrid por obra y gracia de Esperanza Aguirre. Ya decía Sabino Arana que a los liberales hay que buscarlos en los lupanares. Ahí encontrareis a los de Libertad Digital. Losantos ha quedado para clases de sexo. Se conoce que ha aprovechado las clases prácticas de Ayanta,

Estos son mis poderes. Presentación de postín con la inefable Cayetana Alvarez de Toledo, diputada solitaria por Barcelona, y Juan Carlos Girauta, curiosamente diputado por Toledo; dos fracasos políticos descomunales; dos muestras del error de Losantos en Cataluña, la Barcelona que nunca será. Encomiástico Girauta: “en el año 1995 cuando me sentía muy solo, Federico me reivindicó. Luego me acogió en Libertad Digital y me pude dedicar a cantarles las cuarenta a todos los nacionalistas en todos los medios de comunicación. Te lo debo casi todo Federico“.

Además, Teodoro García Egea, secretario general del PP, Isabel Díaz Ayuso, número uno a la Comunidad de Madrid, y José Manuel Díaz-Almeida, alcaldable del PP al Ayuntamiento de Madrid. Y todo para un libro que describe una Barcelona del pasado, que ya no volverá.

Lástima que este evento se produce se produce en que es Losantos el que se fue. Cuando un grupo de accionistas han puesto precio a su pequeña cabeza: el 51% de las acciones, un ERE del 90% (eso no es un ERE es una hecatombe), Luis Rodríguez y Javier Somalo a la calle, los programas a análisis, por no decir a la mierda, Losantos atado y bien atado y echado el freno, y una concesión; no se mirarán los enjuagues contables por si se descubren delitos, por si Javier Somalo ha hecho ingeniería contable de la mala, por si Losantos se lo ha llevado crudo, por si sale lo del canal de Isabel II y ratas y culebras,

Los peperos del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid -esos pozos de mierda de los que Losantos forma parte de la historia con la compra de acciones de Luis Bárcenas, 410 mil euros de vellón, y otros 700 mil de la CEIM de Arturo Fernández, menos da una piedra-constituyen el colofón, el engaño a un pobre y angustiado Federico que fue, la pretensión de un engaño del pasado que se quiere proyectar al futuro; la idea abyecta de que habrá dinero público en una forma de corrupción alternativa. Nada nuevo bajo el sol con el trincón Losantos, que dice el Eclesiastés. Un sueño imposible.

Todo esto sugiere el aullido del marrano más que el canto del cisne o mejor aún el rebuzno del asno de Orihuela del Tremedal.

La entrada Losantos que fue: El rebuzno del asno se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This