Josep Lluis Trapero. /Foto: elmundo.es.

Luis Bru.

Josep Lluís Trapero ya ha recibido las órdenes del fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, de impedir cualquier acto de preparación del referéndum secesionista del 1-O para evitar la “consumación del delito”, así como la obligatoriedad de “requisar urnas” y todo material o elemento destinados a la celebración de la consulta.

Tras el encuentro, el ministerio público ha emitido un comunicado en el que ordena a todas las unidades de la policía judicial que actúen ante cualquier acto ejecutado por autoridades, funcionarios o “particulares en connivencia con aquellos” dirigidos a preparar y celebrar el “referéndum de autodeterminación ilegal”.

Trapero es uno de los advertidos, dentro de una lista de más de un millar de cargos, de la suspensión del referéndum a cargo del Tribunal Constitucional. El TSJC ha admitido a trámite las dos querellas de la Fiscalía por la aprobación de la ley y el decreto de convocatoria del referéndum, contra los miembros del Gobierno de la Generalitat y los miembros sediciosos de la Mesa del Parlament, a fin de investigar delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de fondos.

José Manuel Maza, fiscal general de Estado, ha ordenado al máximo responsable de los mossos, como Policía Judicial, que elaborase atestados sobre “cualquiera actuación de las autoridades, funcionarios públicos o de particulares” dirigida a la organización del referéndum. En la misma comunicación, Maza pedía a los fiscales jefe de Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona que notificasen la instrucción general a los máximos responsables de los cuerpos policiales de cada provincia.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This