El plan que ultima Interior se basa en cuatro ejes: formación de las Fuezas de Seguridad, prevención del delito, atención a las víctimas y una “respuesta eficaz y con rigor” ante la citada tipología. Es el segundo apartado, el de la prevención, el que recoge la “creación de una red de testigos prioritarios”. Se trata, dice el documento, de captar a taxistas, porteros de locales nocturnos o miembros de la seguridad privada que deberán informar de “establecimientos, situaciones o espacios horarios donde determinados colectivos pueden verse especialmente inseguros o en situaciones de riesgo.
Leer noticia completa AQUÍ
Nota de DN: absolutamente increíble. Ni en la Unión Soviética se llegó a estos niveles de lavado de cerebro y de vigilancia para que la “verdad oficial” del Régimen se cumpla por todos los ciudadanos. Parece que ya no son suficientes los agentes anti-rumores, esos agentes formados por el Matrix para que corrijan por la calle a aquellos ciudadanos que den opiniones distintas al pensamiento único oficial. Ahora también van a usar a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, que recibirán nueva formación acerca de los “delitos de odio” (las policías locales ya hace tiempo que se convirtieron en la Policía del Pensamiento del sistema)
Además, los gabinetes de prensa del propio Ministerio y las Fuerzas de Seguridad recibirán la directriz de proporcionar a los medios de comunicación “información veraz, oportuna y clara” sobre los delitos de odio. Excepto claro, si lo comete un inmigrante contra un español. Entonces la orden que darán los mandos políticos y policiales será taparlo.
Pero ahí no acaba la cosa, pues la Oficina Nacional de Delitos de Odio alertará a los proveedores de servicios de Internet contra los contenidos que pudieran incurrir en esta tipología. Es decir, censura pura y dura. 
Para terminar, se creará una red de “confidentes contra el odio” para que avisen a la policía en el caso de que “determinados colectivos pueden verse especialmente inseguros o en situaciones de riesgo”, excepto si ese colectivo son hombres o mujeres españolas acosados o golpeados por bandas de matones extranjeros. Ahí no habrá odio, por supuesto.
Esto es un paso más del R78 (no del gobierno, pues en estos temas están todos de acuerdo) para ir imponiendo su dictadura de pensamiento único masónico-izquierdista a toda la población. Tendremos que estar atentos.
ENTRADAS RELACIONADAS
Carmena multa a una feria militar por delitos de odio
SE CONSOLIDA LA DICTADURA MASÓNICO-SOVIÉTICA
Londres crea una nueva unidad para combatir el auge de delitos de odio
HACIA LA DICTADURA IDEOLÓGICA
¿Quién está detrás de los “delitos de odio”?
DICTADURA IDEOLÓGICA
¿Hasta dónde quieren llegar con sus leyes “de odio”?
DICTADURA IDEOLÓGICA
El pacto de la ONU firmado por Sánchez considera ‘delito de odio’ criticar la inmigración ilegal
DICTADURA MULTICULTURAL
Francia y Facebook colaborarán contra el discurso del odio en internet
MÁS CENSURA

Source: Democracia Nacional

Pin It on Pinterest

Share This