Ataca a Santiago Abascal y tacha a Vox de “nacionalismo español, o madrileño”
Algunos dirigentes del PP vasco han perdido la cabeza, parece un virus que se extiende. Hace unos días era una del PP catalán, la que atacaba a Cayetana Álvarez de Toledo, ahora es el pijo-pogre Iñaki Oyarzábal (PP) el que se luce y asocia el malestar de las víctimas a “la derecha más radical de Madrid” y ataca a Santiago Abascal y tacha a Vox de “nacionalismo español, o madrileño”
 
Van dando lecciones de patriotismo, pero no nos hemos pasado la vida luchando contra el nacionalismo en el País Vasco para que ahora tengamos que aguantar un nacionalismo español, o madrileño.” Ésta es una de las varias descalificaciones que dirige contra Vox Iñaki Oyarzábal, miembro de la ejecutiva nacional del PP, en una entrevista publicada en Jot Down.
 
El Síndrome Oyarzábal: ofende a tus votantes y mima a los demás
¿Qué ha hecho la dirección del PP para merecer el enfado de las víctimas de ETA?
 
Dice que las víctimas están instrumentalizadas por “sectores muy radicales”
 
Sobre las víctimas, el secretario de Justicia, Derechos y Libertades del PP y palarmentario vasco de ese partido afirma: “Me he pasado la vida defendiéndoles. Pero es una pena que en Madrid algunos sectores muy radicales las hayan querido instrumentalizar. Todo el dolor que hemos sufrido en el País Vasco lo han querido rentabilizar políticamente, pero esa ha sido la derecha más radical de Madrid.“ Y añade: “Yo no comparto la frase de Mayor Oreja de que las víctimas siempre tienen razón”. Como ya recordarán muchos lectores de Contando Estrelas, pues hablé aquí de ello, hace dos años Oyarzábal descalificó sin más a las víctimas críticas con el PP tachándolas como “los sectores radicales y ultras de las víctimas”. Curiosa forma de defender a las víctimas.
 
¿La AVT y las víctimas del País Vasco son la “derecha más radical de Madrid”?
 
El caso es que en octubre de 2013 diez asociaciones de víctimas criticaban la actuación del gobierno de Rajoy, entre ellas el Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (COVITE). Este mismo año la AVT ha acusado el gobierno de “traición a todas y cada una de las víctimas del terrorismo y a la sociedad en general” (en una de esas “coincidencias” tan típicas en nuestro país, tras las recientes críticas de la AVT el gobierno le ha recortado la subvención, un castigo que la asociación ha vinculado a la “velada política de silenciar a las víctimas del terrorismo”). A la vista del enfado de la amplia mayoría de víctimas del terrorismo con el PP, a los ojos de Oyarzábal ya deben quedar cada vez menos víctimas que no sean “radicales y ultras”…
 
Suprime a los afines a María San Gil de la historia contra ETA del PP vasco
 
Volviendo a la entrevista, es llamativa la relectura que hace Oyarzábal de la historia de su propio partido en el País Vasco: “En el año 95, cuando nadie se atrevía a presentarse, fuimos los jóvenes los que decidimos ofrecernos como candidatos en los pueblos más difíciles. Uno de los que dio el paso fue Miguel Ángel Blanco. El PP obtuvo concejales en sitios en los que nunca habíamos tenido representación. Yo tenía veintiocho años, Borja Semper dieciocho… Basagoiti, Quiroga, Ramón Gómez y muchos otros decidimos dar la cara.“ En esta versión oficial de la trayectoria del PP vasco hecha al gusto de los incondicionales de Rajoy, por lo visto, María San Gil, Mayor Oreja, Carlos Iturgáiz, Nerea Alzola, Santi Abascal, Regina Otaola y otros, simplemente, no existieron. Casualmente, se olvida de todas las caras conocidas del PP vasco que eran afines a su antigua presidenta.
 
Mayor Oreja, con 200.000 votos más, les alejaba del “electorado moderado”
 
Antes bien, a San Gil, a Mayor Oreja, a Abascal y a Alzola, Oyarzábal sólo les dedica críticas. A una heroína de la talla de María San Gil no le dedica ni un mísero elogio. En vez de eso, el parlamentario vasco afirma que “su última etapa estuvo caracterizada por el aislamiento, dejó de compartir las decisiones con sus propios compañeros, se volvió desconfiada”. De Mayor Oreja dice que “se tornó agrio, numantino en exceso. Comenzamos a alejarnos de un electorado moderado que no lo compartía.” Unas afirmaciones que contradicen los resultados electorales: en las Elecciones Vascas de 2001 Mayor Oreja obtuvo 327.000 votos; en las de 2012 el PP vasco se quedó en 130.584, y eso a pesar del descalabro del PSOE y de la arrolladora victoria del PP a nivel nacional el año anterior. Una pérdida de votos de la que Oyarzábal culpó a María San Gil y su entorno, lo cual demuestra una jeta espectacular por parte de la actual dirección del PP vasco.
 
Sucios ataques a Santiago Abascal y a Nerea Alzola
 
Pero los peores ataques se los dirige Oyarzábal a Abascal y Alzola: “solo hicieron las declaraciones que hicieron para conseguir un puesto, aunque solo fuese de tertuliano en El gato al agua o en EsRadio”, afirma. Tiene narices que esto lo diga un trepa que ha llegado a la ejecutiva nacional del PP a base de reírle las gracias a Rajoy. También dice de las personas que componen Vox que es “gente que siempre ha estado en la política a sueldo”. El caso es que en 1995, cuando tenía 29 años, Oyarzábal se convirtió en concejal, y en 1996 en parlamentario autonómico, puesto que mantiene 18 años después. No le conozco una carrera política tan provechosa a ningún miembro de Vox, desde luego. De hecho, a Abascal y a sus compañeros mantenerse fiel a sus principios y lanzar un nuevo partido les ha supuesto quedarse a la intemperie, mientras los limpiabotas de Rajoy gozan de un sueldo público por mantener su dócil obediencia al jefe a costa de los principios, de las promesas electorales, del debido respeto a las víctimas y de lo que haga falta tirar por la borda para mantenerse en la poltrona.
 
Se queja del “rechazo” que provocaba el PP vasco cuando tenía más votos
 
De los seguidores de María San Gil, que han sido víctimas de una auténtica purga para arrinconarles de todo cargo de responsabilidad en el PP vasco, Oyarzábal afirma: “Buscaban que se nos viese como unos tíos que han renunciado a los principios.” El caso es que en julio de 2008 el propio Oyarzábal tachó de “discurso radical” la firmeza de principios de María San Gil. En esta entrevista, Oyarzábal explica así el cambio de rumbo del actual PP en el País Vasco: “Siempre he querido hacernos entender allí. El nivel de rechazo que provocábamos era brutal.” ¡Pero si habéis perdido casi 200.000 votos! Pero la culpa será que esos votantes son demasiado “ultras” y “radicales”, claro, y no de una estrategia necia y equivocada con la que el PP se está suicidando electoralmente en esa comunidad. Y como muestra, un botón: “Nosotros no somos los conservadores del País Vasco”, dice Oyarzábal. Por supuesto que no. Y así os va.
 
FUENTE: Elentir outono.net

Pin It on Pinterest

Share This