Francisco de Diego Sánchez.

El motor de vapor no es nada nuevo. Desde que el escocés James Watt presentara su máquina de vapor mejorada ésta fue ganando popularidad que no perdería hasta el desarrollo del motor de combustión interna. A partir de éste punto fue cayendo en el olvido para aplicaciones “domésticas” y la innovación de esta tecnología quedó relegada al ámbito industrial como es el caso de las centrales térmicas.

Ahora esta tecnología, resurge de la mano de las energías renovables y la microgeneración.

Hidroicesolar presenta un novedoso diseño, partiendo de la base de un motor de 2 tiempos, famoso por su robustez y sencillez mecánica. Se trata de un motor de “vapor instantáneo” en el que agua caliente es pulverizada en el cilindro precalentado, expandiéndose al instante, provocando el movimiento del pistón. Al terminar el ciclo, el vapor se condensa, se separa del aceite lubricante y ambos vuelven a sus respectivos depósitos. Funciona pues, en un ciclo cerrado y todo usando energía solar.

Sinceramente, le veo muchísimo potencial a este sistema: es seguro puesto que no necesita de caldera a presión, es barato de producir, pues parte de la base del motor de 2 tiempos y es polivalente: apto para aplicaciones tanto móviles como estacionarias. ¿Se imaginan viajar en un coche  con cero emisiones, con gasto prácticamente nulo y usando una tecnología tan barata y sencilla?

Matt Bellue y Ben Cooper: las mentes creativas detrás del proyecto Hydroice.

Me extraña que una tecnología tan simple haya tardado tanto en aparecer. ¿No será que este sistema, como con todo, se llena la boca con la sostenibilidad y todo eso, pero a la hora de la verdad, no están dispuestos a renunciar a los pingües beneficios en materia de  impuestos a los combustibles y el planeta y nuestra salud les importan un bledo? No hacen más que poner trabas al desarrollo y truncar las buenas ideas, tenemos que seguir las consignas que nos dictan: “Ahora toca diesel, ahora eléctrico”, todos a consumir, a generar desechos y a enriquecer, primero, con el biodiesel, a las plantaciones de aceite de palma, destruyendo la fauna y los pulmones del planeta, después, a China, extrayendo litio y neodimio. contaminando los acuíferos con tierras raras y generando toneladas de basura electrónica con un elevado costo de reciclaje y que suele acabar en los vertederos. Todo muy irónico, pura hipocresía al servicio de los mercados. ¿Será por eso que Gretha Thumberg  y su movimiento ya no les hace gracia a los dirigentes mundiales? ¿Será que sus ideales les chafan el chollo? Ése de llevarnos a todos como borregos al matadero del expolio del que en los últimos tiempos, la derecha española ha sido la más prolífica. Al fin y al cabo, los niños no entienden de mercados, no han sido aún corrompidos por el sistema depredador, todo es cuestión de tiempo. La educación y las facturas harán el resto.

Nada nuevo bajo el sol, y nunca mejor dicho.

Apoya el proyecto en: https://hydroicesolar.com/

La entrada Hydroice, el motor de “combustión interna” que funciona con energía solar se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This