Edurne Uriarte. /Foto: elplural.com.
Edurne Uriarte. /Foto: elplural.com.

Miguel Sempere

Antes de convertirse en el personaje patético en que ha devenido, Edurne Uriarte (27 de octubre de 1960), tuvo una etapa heroica que es justicia reconocer y aunque parezca mentira fue socialista, miembro de la ejecutiva del PSE-PSOE. Siendo profesora en la Universidad del País Vasco, ETA intentó acabar con su vida en diciembre del año 2.000. Estuvo también en la Fundación del Foro de Ermua.

Decepcionada, al parecer, con la actitud del PSOE hacia ETA, Edurne Uriarte se pasó con armas y bagajes al PP, lo cual le ha resultado muy rentable. Ahora es catedrática de ciencia política en la Universidad Rey Juan Carlos. La anterior frase está llena de mentiras: no existe la ciencia política o la política como ciencia; Juan Carlos no es rey y, desde luego, es un personaje sin ninguna ilustración. Pero la Universidad es una sucursal de Génova, en la que se entra y se asciende con el carnet del PP en la boca, y le permite a Edurne Uriarte vivir del Presupuesto enseñando algo que no existe.

A Edurne se le ha ido poniendo la cara de gaviota y circula como tertuliana por todo los medios adictos al PP repitiendo como un papagayo el argumentario del partido, añadiendo un toque plano de marisabidilla.

José Ignacio Wert y Edurne Uriarte-. /Foto: huffingtonpost.es.
José Ignacio Wert y Edurne Uriarte-. /Foto: huffingtonpost.es.

Sus amoríos con el calvorota José Ignacio Wert no tuvieron el suficiente romanticismo para resultar literarios, sino que ambos, junto con Monserrat Gormendio, compusieron uno de los tríos más cutres de la historia de la debilidad humana. No dan ni para medio capítulo de un culebrón venezolano. Ha habido que ponerles a Wert y Gormendio una delegación permanente ante la OCDE, que le cuesta al contribuyente 331.825,21 euros sólo el cuidado de los jardines.

En su grotesco sectarismo, Edurne Uriarte es la manifestación exuberante del nivel de mediocridad que ha alcanzado la Universidad española y, junto con Pablo Iglesias, son la demostración de que lo mejor que se podría hacer con las Facultades de Políticas es cerrarlas.

 

La entrada Galería del lacayo pepero: Edurne Uriarte, de la rosa a la gaviota pasando por Wert se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This