Editorial

En las elecciones primarias de Ciudadanos para decidir el candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León se ha producido un escandaloso pucherazo. Cuando se percibía que las elecciones iban a ser ganadas por el candidato alternativo al de la ejecutiva se producen 82 votos a favor de Silvia Clemente. En una chapuza indescriptible los votos emitidos no coinciden con los contabilizados. La decisión de Ciudadanos de proclamar como candidato a Francisco Igea no cierra, ni mucho menos, el caso.

Miguel Gutiérrez, Silvia Clemente y Juan Carlos Girauta, lo mejor de cada casa. /Foto: elnortedecastilla.es.

Las declaraciones del secretario de organización de Ciudadanos, Francisco Hervías reconociendo esos votos que “no pueden adjudicar a un emisor válido” y que se ha demostrado que el sistema de primarias del partido es “transparente y garantista” no son de recibo. Alguien ha pretendido cometer ese fraude, que presuntamente entra dentro de lo delictivo, y ese alguien es detectable, mediante un rastreo informático  Hay que recordar que el sábado, la dirección de Ciudadanos se apresuró a proclamar a Silvia Clemente. El nuevo candidato proclamado, Francisco Igea ha declarado que “resulta inaceptable lo que ha sucedido. Me alegro de que el sistema de justicia funcionara”. 

Pero ese sistema de justicia interna no habrá terminado de funcionar hasta que no se señalen a los responsables. Es tarea que debe acometer con prontitud Fran Hervías. Debe llegar hasta el final del pucherazo o dimitir.

La entrada Fran Hervías debe llegar hasta el final del pucherazo o dimitir se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This