Josep Sansano.

Había muchos síntomas e indicios desde hace tiempo, pero la precampaña electoral ha puesto en evidencia un secreto a voces: el Partido Popular de Alicante ha institucionalizado el partido y puede estar cometiendo un presunto delito de malversación de fondos públicos, que implicaría al alcalde, Luis Barcala, y al presidente de la Diputación, César Sánchez.

Han saltado ya todas las alarmas al darse a conocer que un total de 14 asesores de Luis Barcala conforman el núcleo duro del Comité de Campaña. Lo legal y lo ético es que todas esas personas dimitieran de sus cargos. Sin embargo, da toda la impresión que funcionan y, sobre todo, van a funcionar como “liberados” del partido, pero pagados por el contribuyente a través de las instituciones, lo que, según fuentes jurídicas consultadas por Rambla Libre, podría ser constitutivo de delito.

Vicente López.

Entre los asesores de Luis Barcala que se dedicarán a labores de partido durante la campaña se encuentran personas tan cercanas como el jefe de gabinete del alcalde, Vicente López; Javier Izquierdo y Luis Miguel Sánchez, del gabinete de prensa, y Natalia Pérez, jefa de protocolo.

El Partido Popular de Alicante lleva tiempo financiándose presuntamente de las instituciones. Según ha podido saber Rambla Libre, Juan José Castelló Molina, actual diputado de Deportes y exalcalde Agost, ha sido durante tiempo el “funcionario” del partido que estaba en la sede provincial y local atendiendo al teléfono y a las visitas. No se trataría del único caso.

Ginés Lifante, a la izquierda, junto a Isabel Bonig y José Ciscar, fuera de juego.

Fuentes solventes informan a Rambla Libre que Ginés Lifante, en Comisión de Servicios en la Diputación, se encargaría del cobro de las cuotas. Ginés Lifante, al que se supone curado de algunas adicciones, está casado con Asunción Sánchez Zaplana. Rafael Candela, excoordinador general del Partido Popular, disfrutaba de una beca de Diputación, lo que según nuestras fuentes podría ser una forma de liberación. Candela, hombre de José Ciscar, abandonó recientemente la política.

Un hermano de Ginéz Lifante, José Lifante Vidal estuvo relacionado con un escándalo de cursos de formación para parados. El exdirector general de Empleo durante un año tras la llegada del Partido Popular a la Generalitat Valenciana, figura como administrador de tres sociedades dedicadas a la formación de parados a través de cursos subvencionados con fondos de formación en parte procedentes del Fondo Social Europeo (FSE). Lifante ejerció desde el 25 de febrero de 2000 como administrador único de la Academia Superior de Ciencias de Inglés e Informática (ASCII), un centro de enseñanza que el año pasado impartió cursos de formación para desempleados y que este año ha solicitado también diversas ayudas con el mismo objetivo. Con domicilio social en la calle del Pintor Baeza de Alicante, ASCII realiza actividades vinculadas a la enseñanza desde 1992 y en su consejo de administración figuraba Asunción Sánchez Zaplana, exconcejala de Acción Social del Ayuntamiento de Alicante por el Partido Popular. Sánchez Zaplana está casada con Ginés Lifante Vidal, exdiputado de Personal y Régimen Interior de la Diputación de Alicante y coordinador de formación de la ejecutiva provincial del Partido Popular en Alicante y hermano de José Lifante.

Esta mezcla obscena entre el partido y las instituciones podría haber sido diseñada por Toño Peral, presidente del PP de Alicante capital y jefe de gabinete del presidente de la Diputación. En su día se informó que se podrían haber desviado fondos de la Diputación. En  los años 2015 y 2016, Eduardo Dolón, secretario del PP local, presentó cinco documentos por un total de 195.000 euros, sin factura alguna que justificara ese cobro. El dinero, según fuentes solventes, sirvió para pagar la sede del PP.

Lola Peña, en el centro, la derechona. /Foto: diarioinformacion.com.

Lo que también destacan las fuentes es que no hay ninguna renovación en el Partido Popular. “¿Dónde está la renovación de Pablo Casado? Todos estaban ya con Sonia Castedo, empezando por Luis Barcala“, señala una fuente interna del partido. En el Comité de Campaña hay nombres conocidos de aquella etapa como Pedro Saura, encargado de mailing y papeletas, José Antonio Rovira, de análisis electoral, Lola Peña, de acción social, a pesar del escándalo de sus tres áticos. “Lola Peña ha hecho un magnífica acción social en lo referido a su enriquecimiento personal; es una tomadura de pelo monumental”. señalan desde dentro del PP. Otros nombres de personas “quemadas” son Rafael Regalado, José Manuel Pardo, Carlos Parodi y Helena Cranier.

Las fuentes informantes afirman estar estudiando llevar a los tribunales esta institucionalización del Partido Popular de Alicante, especialmente si no dimiten los asesores de Luis Barcala y financian su actividad con cargo al Ayuntamiento. Las expectativas electorales del PP de Alicante son cada vez más bajas. Una encuesta de Alicante Plaza les da seis concejales, aunque se trata de una cifra a todas luces excesiva. “El PP en Alicante no va a sacar ni cuatro concejales”, señalan analistas políticos.

 

La entrada Escándalo: El PP de Alicante ha institucionalizado el partido y puede estar cometiendo un presunto delito de malversación de fondos públicos se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This