Editorial.

El error de Ignacio Aguado es propio de principiantes. Quedar en un hotel con Rocío Monasterio debe figurar en los anales del despropósito. Nunca se había visto un tío tan incapaz. Las salvedades hechas por José Manuel Villegas no convencen a nadie. Las expresiones de que Aguado había afirmado que se iba a reunir con representantes de todos los partidos no son más que excusas de mal pagador. Inmediatamente se añade que habrá reuniones dentro de lo señalado por la ejecutiva. Mientras tanto, ha tenido que salir al quite Manuel Valls. Aguado ha hecho honor a su nombre. Ha producido un daño tremendo a la imagen liberal y de centro al partido. Ha provocado confusión entre el electorado de Ciudadanos.

Aguado debería dar explicaciones de sus actos.

La entrada El tremendo error de Ignacio Aguado se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This