Luis Bru.

La trayectoria de Ayanta Barilli en la COPE y luego en Es.Radio no se entiende sin una relación preferencial de la hija del vetusto pornógrafo Fernando Sánchez Dragó con Federico. Tampoco su poder omnímodo que la llevó a conseguir la cabeza de Javier Rubio y que generó un terror reverencial entre el personal de Es.Radio. Digamos que, cuanto menos, Losantos era adicto al programa Es.Sexo de Ayanta. El primer choque entre César Vidal y Federico Jiménez Losantos tiene nombre de mujer: Ayanta Sánchez Barilli.

Cuando Federico pasó a La Mañana en la COPE y César Vidal comenzó a dirigir La Linterna, Losantos se la dejó a éste haciendo crítica de teatro. Vidal no se ha recatado en considerar a Ayanta una nulidad absoluta y como crítica de teatro dejaba mucho que desear.

César Vidal con Federico Jiménez Losantos. /Foto: libertadigital.com.

César Vidal se lo comentó a Federico Jiménez Losantos y a éste le faltó tiempo para írsela a decir a Ayanta, quien airada cogió el teléfono para quejarse amargamente a Vidal. Fue esa la única ocasión en que Losantos y César Vidal tuvieron un roce en años. Este tipo de acciones sobreprotectoras sólo se producen si alguien, Losantos, siente compasión por la huérfana de madre y divorciada, madre de dos hijos, y quiere ayudarla a salir adelante, o es que recibe clases particulares de Es.Sexo.

Lo cierto es que César Vidal, uno de los hombres más cultos de España, y buena muestra son sus libros, amén de sus intervenciones radiofónicas, consideraba a Ayanta Barilli una nulidad absoluta, una recomendada y protegida de Losantos, con baja preparación. Tenía en el programa de cartas de amor un concurso y una vez lo ganó un oyente con una historia que era un plagio descarado de un cuento de O’Henry. Cantaba mucho, demasiado, pues aunque no leas a O’Henry lo han llevado al cine varias veces y es una historia de amor clásica y muy bonita. Era tan obvio el corta y pega, que César Vidal hubo de decírselo a Ayanta que le respondió que no conocía la historia. Seguramente a Vidal no le sorprendió la respuesta.

Estamos inmersos en la contemplación de una posible doble vida y es posible que nos encontremos ante una doble personalidad o eso se deduce del comentario del jefe de escoltas de Losantos quien cuando estaba presente Ayanta la llamaba “mi princesita” y a sus espaldas la denominaba, de seguro coloquialmente, “la hija de puta”.

Ya en Es.Radio, en términos profesionales, la gente no le tenía el menor respeto, pero la temían y nadie se atrevía a hablar de ella y menos a criticarla.

Con la sensación o la leyenda urbana de ser la amante oficial de Losantos, a Ayanta se le pagaba un dineral por su programa sobre sexo, de horario nocturno y muy baja audiencia. Cobraba sesenta mil euros limpios al año más gastos y estos se iban por las nubes. Todo un agravio comparativo, pues el personal de Libertad Digital cobra sueldos de miseria, 800 euros de media y la empresa les cobra –todo un detalle- el aparcamiento; por ejemplo, Luis del Pino cobra un porcentaje de la publicidad que se emite en su programa de los fines de semana. Cuando se le propuso a Losantos que Ayanta tuviera el mismo tratamiento que Luis del Pino, Losantos saltó como una pantera y se opuso encarnizadamente porque, en ese caso, Ayanta hubiera cobrado muchísimo menos.

¿Por qué ese trato de favor económico de Federico a la presentadora de Es.Sexo? No hay que dejar la imaginación ni pensar en fogosas clases particulares.

Y ¿cómo se compadece y compagina esa imagen de nulidad total que transmiten las personas que ha sufrido a Ayanta con su condición de finalista del Premio Planeta 2018? No tengo una respuesta, ni la voy a tener. No he leído el libro ni lo voy a leer. Es notorio que se trata de un premio falseado, sin auténtico prestigio. No lo voy a leer porque considero a la Editorial Planeta un claro enemigo de España, una piqueta de demolición de los valores de la nación española. Planeta es la empresa holding de Atresmedia, la propietaria de ese sándwich o pinza -Antena 3 y La Sexta- que ejemplifica al máximo el relativismo moral que está corroyendo hasta los tuétanos los resortes morales de nuestra querida España. Comprar un libro de Planeta es tirar una certera piedra contra el tejado de la unidad nacional. No me queda más que recomendar a los patriotas no adquirir el libro de Ayanta ni ningún otro de esa escombrera bibliográfica.

Quedan aún muchas cuestiones por ver en este crepúsculo de Losantos, un personaje sobrevalorado, que apesta en las distancias cortas. Queda, sobre todo, por desentrañar la gran asignatura pendiente de esta historia: ¿por qué César Vidal abandonó Es.Radio? Hay una primera respuesta: porque le hicieron la vida imposible. ¿Por qué y quiénes?

 

 

 

 

La entrada El choque de César Vidal con la bienpagá ‘novia’ de Federico se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This