Javier de la Calle.

Iba a atentar en la Semana Santa de Sevilla siguiendo las consignas de Daesh, según fuentes policiales contactadas por Rambla Libre. El integrista musulmán ha sido detenido en Marruecos dentro de una operación antiterrorista, dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 4 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. El presunto terrorista tenía casa en Sevilla, que está siendo registrada por la Policía Nacional.

El sospechoso, Zouhair El Bouhdidi, de 23 años, estaba estudiando en la Universidad de Sevilla. Las fuentes consultadas subrayan la peligrosidad del terrorista y su firme determinación para llevar a cabo el ataque. El propio detenido habría admitido ya a las autoridades marroquíes su intención de cometer un atentado suicida.

El detenido pretendía provocar una matanza con un explosivo de fabricación casera, el TATP o triperóxido de triacetona, también conocido como la madre de Satán. Se trata del material más utilizado por el Estado Islámico por su facilidad para elaborarlo con simples productos de perfumería. Esa fue la sustancia que elaboraron los terroristas de Barcelona y la misma que usó también la célula de los atentados de París de noviembre de 2015, por ejemplo.

El Ministerio del Interior acordó la pasada semana el reforzamiento de los dispositivos de seguridad y de las capacidades de información, de control y de seguimiento antiterrorista por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado, así como del resto de los cuerpos policiales, con motivo de la celebración de la Semana Santa y de las próximas elecciones.

Como consecuencia de esta decisión, las fuerzas de seguridad han desplegado dispositivos específicos en cada una de las ciudades españolas para garantizar la seguridad y el normal desarrollo de estos eventos. Este refuerzo se concentra, fundamentalmente, en los espacios y medios de transporte, acontecimientos religiosos, de ocio o lúdicos con alta afluencia de personas.

Pin It on Pinterest

Share This