Enrique de Diego.

César Vidal dice que “perdí muchísimo dinero” de su experiencia en Es,Radio. Federico Jiménez Losantos ha arruinado amigos y oyentes.

Federico Jiménez Losantos es definido por muchas de las personas que lo han tratado como un mentiroso patológico, sobre todo cuando media su interés personal. Utilizando su propia radio, en un programa económico semanal, ha tratado de vender que Libertad Digital SA ya no es una empresa ideológica, una especie de secta en la que perder dinero da satisfacción, sino que ahora pretende al menos no perder, que es lo que lleva haciendo desde su puesta en marcha, por la mala gestión de Losantos.

En lo que algunos han interpretado como una respuesta al libro “La gran traición: Federico Jiménez Losantos apuñala a César Vidal en Es.Radio” (Amazon), Federico ha afirmado “ahora puedes comprar, se puede invertir aquí”. En realidad, a través de las sucesivas ampliaciones de capitales lo que ha hecho Losantos es autofinanciarse e ir reduciendo la participación de los accionistas. No es una estafa, desde luego, porque la gente ha hecho el primo voluntariamente, pero ahora Losantos promete ser un empresario.

La respuesta es previa. En su artículo sobre el libro “La gran traición”, en su web cesarvidal.com, César Vidal cuenta su experiencia personal: “perdí muchísimo dinero”. Y da un consejo: “seguir las recomendaciones económicas de Federico Jiménez Losantos es una de las mayores estupideces en las que se puede incurrir”.

Por de pronto, Losantos autoinvestido en el papel de empresario, sin abandonar el de gurú de una secta liberal, confía en hacer caja mediante el pago por los podcasts, un criterio empresarial altamente dudoso en una nación en la que los contenidos de internet se identifican con la gratuidad y donde prácticamente todos los proyectos en esa línea han fracasado. Es el caso del digital de Pedro J Ramírez que ha perdido más de uno de cada tres suscriptores.

Losantos está descubriendo la pólvora y parece que no ha escuchado nunca un solo podcast de su programa. Hace ya tiempo que los podcast se comercializan y los ingresos que perciben los medios por este concepto son testimoniales. De hecho, si te descargas audios de esRadio, muchos incluyen publicidad específica para podcast/descargas, o sea que ya los comercializan. Vamos, que está intentando vender la moto. Como siga por esa línea, la quiebra está a la vuelta de la esquina.

Sistemáticamente, los expertos contables y directivos de empresas del panel de Rambla Libre insisten en cualesquiera de los casos la inversión en Libertad Digital SA es de alto riesgo, porque es una empresa muy personalizada, que no ha conseguido hacer equipo. Es decir, que si Losantos se quedara mudo, por ejemplo, la empresa sería por completo inviable. En respuesta a una lectora, César Vidal dibuja un panorama desolador de Es.Radio: “Yo de Es.Radio sólo veo salvable alguna parte –no todas- de Luis del Pino, los comentarios de toros de Elia y el jubilado que habla de animales. El resto es totalmente prescindible”.

Pero más allá están los datos contables objetivos. César Vidal hace referencia a esta cuestión, prolijamente tratada en “La gran traición”, para definir a Es.Radio y Libertad Digital como “proyecto muerto porque carece de alma, porque su contabilidad da escalofríos y porque depende de arrollidarse ante el poder para pagar las nóminas”.

Francisco Hernando. /Foto: YouTube.com.

Es obvio que Losantos se puso detrás del micrófono en una entrevista amable al jefe para intentar vender que Libertad Digital es algo sólido. No lo consiguió. No despejó las dudas. No dio un solo dato. Todo indica que las referencias a las cuentas de Libertad Digital SA han abierto una fuerte vía de agua en la credibilidad de la gestión de Losantos. El que él sea ya el principal inversor de la empresa indica o bien que cree en el proyecto, como dice, o que no puede permitirse que le entren en su contabilidad. Si busca que otros inviertan, es altamente improbable, empezando por el PP, que tan generosamente compró acciones con su caja B. Incluso algunos empresarios del pasado hace tiempo que se fueron, empezando por Alberto Recarte y terminando por Francisco Hernando, el Pocero. Decir, además, que si no sabes de economía te asesoras es para partirse de risa. Hay que suponer que el asesor no será el condenado – judicialmente – Alberto Recarte. Bien mirado, este intento de autoblanquearse y de vender la manta, resulta contraproducente. Se ha empeñado en insistir en que las cuenta de Libertad Digital son sólidas cuando son su talón de Aquiles, lo que hace sospechar que las cosas a Losantos le van muy mal.

¿Por qué Libertad Digital SA subcontrata tanto y qué se esconde detrás de ello? ¿Cómo va a recuperar los cuantiosos préstamos a “otras empresas del Grupo” –todo el detalle en “La gran traición”- cuando éstas no tienen prácticamente actividad ni negocio? ¿Por qué contabiliza como activos lo que da toda la impresión de ser “activos ficticios”? ¿Ha pasado Losantos de una pésima gestión a arriesgar el patrimonio familiar?

Hay más cuestiones que no se pueden dejar sin respuesta, como endilgar a los “políticos” el fracaso de Libertad Digital TV o presentarse, uno de los mayores lacayos del reino, como alguien que no ha tratado a los políticos, sólo un poco a Aznar y fue un error. Mentiroso patológico irrestricto, tal y como le señalan quienes le han tratado.

La entrada César Vidal recomienda no invertir en Libertad Digital por experiencia: “perdí muchísimo dinero” se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This