Fernando Alonso Barahona. Crítico de cine.

Church estaba allí otra vez, como Louis Creed temía y deseaba. Porque su hijita Ellie le había encomendado que cuidara del gato, y Church había muerto atropellado. Louis lo había comprobado: el gato estaba muerto, incluso lo había enterrado más allá del cementerio de animales. Sin embargo, Church había regresado, y sus ojos eran más crueles y perversos que antes.

STEPHEN KING

De nuevo una novela de Stephen King llega a las pantallas y en esta ocasión es uno de sus clásicos más famosos : Pet Semetery ( Cementerio de mascotas, literalmente ) que ya tuvo una primera versión en 1989 .

https://www.dailymotion.com/video/x722ezm

El doctor Louis Creed(Jason Clarke ), su esposa Rachel (Amy Seimetz) y sus dos niños se instalan en una vivienda próxima a una carretera con mucho tráfico. Cerca de la casa hay un sendero que lleva a un cementerio de animales y también a un antiguo cementerio indio; según la leyenda, los que sean enterrados allí volverán a la vida. Louis comprobará que es cierto cuando el gato de su hija es atropellado por un camión y un extraño vecino llamado Jud (John Lightgow) resucita a la mascota. Todo ello va a provocar una peligrosa reacción en cadena que desatará unas espantosas e incontrolables fuerzas maléficas.

Para la obra su autor empleó muchos recuerdos personales: En 1978, King regresó a la Universidad de Maine. En la novela y en la película, Louis Creed acepta un trabajo como médico precisamente en el campus universitario de Maine. La casa de King estaba cerca de una carretera que se cobraba la vida de las mascotas locales  con absurdos accidentes y los niños del vecindario habían creado un cementerio de mascotas en un campo cerca de la casa de la familia. La hija de King, Naomi, enterró a su gato allí después de que fue atropellado, y poco después su hijo Owen estuvo a punto de perder también la  vida en esa carretera. De ahí que las páginas de la novela despidan cercanía  y atrapen al lector no tanto por la originalidad de la historia (al fin y al cabo, una nueva vuelta de tuerca sobre el universo zombi ) sino por el modo de presentar a los personajes y de describir el ambiente de la ciudad y el sentimiento de miedo y sorpresa que provoca el escenario. Ciertamente lo fantástico ha penetrado en la realidad y eso provoca el desasosiego .

Stephen King, por otra parte, tuvo también como inspiración el clásico relato de W.W.Jacobs , “La pata de mono” que conoció una curiosa adaptación por parte de Narciso Ibáñez Serrador en su imprescindible Historias para no dormir .

Como hemos señalado, en 1989 la directora Mary Lambert firmó la primera adaptación con guión del propio King y una devoción completa a la novela original .

Ahora el remake está dirigido por Kevin Kölsch y Dennis Widmyer, responsables de la notable ‘Starry Eyes’ y del segmento de San Valentín de la película  ‘Holidays‘. Por su parte, David Kajganich (‘The Terror’) y Jeff Buhler (‘El vagón de la muerte’) son los autores del guión en general bastante fiel al texto de Stephen King .

Jason Clarke, John Lithgow, Amy Seimetz son los protagonistas principales a los que se unen los jóvenes Naomi Frenette, Obssa Ahmed y Sonia Maria Chirila. Y sin olvidar al  personaje que mantiene al espectador interesado en la parte central de la película… el gato Church. Sin duda, la estrella de la función.

La nueva Cementerio de animales es menos corrosiva, menos atrevida que la primera versión cuyo saludable tono de serie B la hacía particularmente atractiva. Pese a ello el núcleo central se mantiene, la película es una descripción del miedo principal del ser humano: su desaparición  y sobre todo la de sus seres queridos. Una propuesta sencilla, bien rodada y que no defraudará a los aficionados al género y al público adolescente. Destacan, por supuesto, los sustos en momentos clave, la aparición de los gatos, el aroma espectral del cementerio de mascotas y un tono de suspense que no se rompe en ningún momento y que nos conduce al desenlace no por conocido ( la novela fue un gran éxito de ventas) menos impactante .

Aunque sea de forma colateral resulta interesante la reflexión sobre la idea de la muerte. Cuando la mascota es atropellada, los padres ocultan la realidad a sus hijos. La muerte se presenta como algo que se debe esconder, como un tabú del que hay que huir. De alguna manera será esta actitud la que desencadene la serie de acontecimientos extraordinarios de la historia. Cuando la tragedia golpee a la familia, estallará la fuerza de las tinieblas, la misma que hace volver a la vida a la mascota y que habrá de hacer lo propio con los humanos. Sin duda, inquietante, tanto como conocer que la muerte es la única certeza de la vida.

 

 

 

La entrada Cementerio de animales se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This