Miguel Sempere.

Eres Ignacio Escolar, un ignorante proteico. Tu estupidez y tu maldad no tienen límites. Te superas de día en día en lacayismo a tu amo George Soros. Parece que hay 30.000 indigentes mentales y analfabetos mentales que te financian, poniendo algo de calderilla a lo que recibes de la Open Society. No tienes estudios, ni falta que te hacen, porque te basta, juntaletras, con ser la voz de su amo.

Creía que mi capacidad de asombro estaba ya cubierta, pero te superas en la estupidez y en la maldad, que suelen ir unidas. Ya has sostenido estupideces delirantes como situar al burka como una prenda manifestación de la libertad o defender bizarramente el uso del burkini en las playas, en un absurdo feminista. Pero ahora ya te has puesto a pedir que se asalten las casas de Manuela Carmena y el imperio inmobiliario del Gran Woyming.

Pelea en el Raval de Barcelona. /Foto: elindependiente.com.

Un racista de tomo y lomo que no se reconoce

Hoy en esa bazofia que diriges, y de cuyo nombre no quiero acordarme, se publica con ínfulas de reportaje un detritus periodístico titulado “El pasaporte a la pobreza: así segregan las ciudades a los inmigrantes en sus barrios”. Vaya, por de pronto, las ciudades han tomado un alma racista y xenófoba y segregan. Sociología de baratillo que ni tan siquiera alcanza el nivel del pobre José Félix Tezanos. En la infamia reproducida se establecen obviedades como que “13 de los 16 municipios más poblados, con mayor porcentaje de residentes nacidos fuera de Europa están entre los más pobres de la ciudad”. Tu racismo llega hasta considerar que los nacidos en Europa no deben ser contemplados como emigrantes. Eres, Ignacio Escolar, un racista de tomo y lomo que no te reconocer.

Los emigrantes o migrantes, como ha dado orden la Open Society que digáis sus lacayos, son los africanos y magrebíes que nos están invadiendo con la complacencia de esta izquierda, que es la principal enemiga de la civilización. Añadiendo a los sudamericanos sólo para redondear, porque ellos son los más expuestos a los mayores peligros. Se espetan macarradas de marxismo de detritus como que “la brecha económica” entre San Cristóbal y la Piovera es de casi 80.000 euros”. Ya, ¿y? Lo de situar a Gustavo Machín, embajador de Cuba, residente en La Piovera, como la excepción de los inmigrantes es de traca. Resulta obvio que el embajador no es un inmigrante o migrante.

Periodismo de mierda globalista

Hay otras obviedades en ese periodismo de mierda globalista, como que en Barcelona en el barrio de Sarriá sólo hay el 8,1% de residentes no nacidos en Europa –nuevo concepto de la factoría Soros-Escolar– mientras en El Raval alcanzan el 50%. ¿Y qué tal está El Raval? ¿Cómo marchan las cosas por ahí? La inseguridad y la cochambre están disparadas. Un viejo barrio popular ha degenerado en una pocilga peligrosa.

Estableces también extrañas comparativas entre El Viso y Lavapiés. ¿Cómo van las cosas por Lavapiés? ¿Siguen quemando contenedores y tirando vallas a la cabeza de los antidisturbios? Tus adorados inmigrantes, Ignacio Escolar, indigente proteico, mamporrero soriano (de Soros), se concentran en Tetuán, Usera, Vallecas o Villaverde, en los barrios más pobres. La noticia, imbécil, sería que se concentraran en los barrios más ricos porque entonces serían jeques árabes llegando en jet, como a Marbella.

Vandalismo de bandas latinas en Madrid.

La cuestión es que esos barrios que estaban saliendo adelante, que progresaban, que mejoraban, han tenido una inmersión en la mugre y en la inseguridad, porque esto no es inmigración ni vienen a pagarnos las pensiones, cada vez más en peligro con el inútil de Pedro Sánchez, el enemigo público número uno, sino que es una invasión de la pobreza y la delincuencia. En Tetuán, que conozco bien, las peleas eran continuas: reyertas pavorosas entre ‘comunidades’; venta de droga al menudeo. ¡Y a esto, pedazo de capullo al cuadrado, manipulador de octava, le llamas segregación! Porque son los inmigrantes los que están haciendo invivibles esos barrios que eran de clase media y han pasado a la degradación más absoluta. Y a veces lo hacen a propósito: cuando quieren hacerse con una zona, la okupan, se ponen delante de los comercios todo el día, como en el centro de Alicante o en la calle San Vicente de Crevillente o en Torre Pacheco, Murcia.

Hunden el patrimonio de quienes han trabajado toda la vida para mejorar el futuro de los suyos y por toda Europa han florecido, con la complicidad de canallitas bien pagados como tú, Ignacio Escolar, barrios donde no entra la policía, donde las mujeres no pueden salir solas por la noche (el 25% de las francesas tienen miedo a hacerlo) porque las violan o donde hay tiroteos y ajustes de cuentas con armas de guerra como en Malmö, Suecia. Barrios marginales ahora como el de San Lorenzo de Roma donde cuatro inmigrantes africanos, negros y musulmanes, han asesinado de la manera más atroz, dejándole agonizar durante 12 horas, a Desirée Mariottini, una menor, de 16 años, sin que tú, ignorante proteico, hayas dado ni tan siquiera la noticia, porque no te conviene a tus designios destructores.

Investigadores entran al lugar del horrendo crimen.

¿A quién pretendes engañar iletrado? Son ellos los que montan ghetos y las últimas levas vienen con la misma ignorancia que tú, a sumirse en el delito. Ya tienen colapsados los polideportivos de Andalucía y lo pagará muy caro Susana Díaz. No puede extrañarte, pedazo de soplagaitas, de que la socialdemocracia esté desapareciendo a la carrera en toda Europa y lo esté haciendo precisamente por esos barrios degradados por la invasión sustitutiva. Tú, en tu bazocia de digital, financiado por Soros y 30.000 idiotas, no haces sociología haces ideología de cenagal.

Imagen de los graves disturbios en Lavapies. /Foto: elpais.com.

Proclamas para que se asalten los barrios céntricos

Conviene que la gente esté avisada. Lo que propone George Soros y su lacayo en España es que los inmigrantes asalten los barrios céntricos. Es la consecuencia lógica de su tortuosa sociología de parvulario: “Los habitantes que nacieron fuera de Europa se concentran principalmente en los barrios más pobres de la capital y las áreas de mayor renta media están monopolizadas por la población nativa”.

Mansión de Manuela Carmena en el Parque del Conde Orgaz.

Leches, pedazo de canalla, ahora ya somos nativos, aborígenes, como tú que vienes de Burgos, pero no tienes la nobleza y la dignidad que es característica de los burgaleses. ¡Que se extienda que este indigente mental de Ignacio Escolar habla de monopolio, segregación y reparto de los barrios. Es el inicio de una invitación a la ocupación y el saqueo.

Ellos, los hipócritas de izquierda, porque la izquierda es pura hipocresía, son los mayores fariseos de la historia, abandonan esos barrios que nunca iban a abandonar, como decía mentiroso Pablo Echenique, que no nació en Europa pero vino para chupar del bote y vivir del cuento y del engaño, y los vemos como el proyecto de familia Pablo Iglesias e Irene Montero, que no fueron ni capaces de cuidar el embarazo, viviendo en Galapagar-La Navata o en el Parque del Conde Orgaz, como la degenerada senil Manuela Carmena, la abuela cebolleta de la degradación moral, con su marido sin pagar a los trabajadores, o a Rita Maestre casándose en un cigarral toledano, o a José Miguel Monzón con catorce pisos, en zonas céntricas y en Arturo Soria y el Parque del Conde Orgaz. ¡Qué pandilla de escoria hipócrita hundiendo a las buenas gentes! O a Pablo Echenique haciendo obras sin licencia en su nueva casa del barrio de Salamanca. Un montón de hipocresía irrestricta.

Pablo Echenique se muda al Barrio de Salamanca.

Hay que erradicar a esta izquierda hipócrita antes de que estos iletrados acaben con la civilización de la libertad. Defended vuestras haciendas de los designios de la barbarie propiciada por el indigente proteico de Ignacio Escolar.

 

 

La entrada Carta al ignorante proteico de Ignacio Escolar: Tu estupidez y tu maldad no tienen límites se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This