Enrique de Diego.

Hete aquí que, por fin, se encuentra un hombre justo en las filas del PP. Hete aquí que un pepero dice las verdades del barquero. Alejandro Morant, vicepresidente de la Diputación de Alicante y alcalde de Bussot escribió en su muro de facebook: “En unos años nos arrepentiremos. Solución: eliminación de ayudas y privilegios, endurecimiento de las leyes, nacer aquí no te hace español, más autoridad a jueces y policías como en Estados Unidos, poner en marcha un  plan de deportaciones masivas y cerrar las fronteras. Esto no es inmigración es una invasión silenciosa que acabará con el mundo occidental convirtiéndolo al islam. Tiempo al tiempo”.

Pablo Casado rindiendo pleitesía a los invasores en Algeciras. /Foto: cadenaser

Lo dicho: las verdades del barquero. No hay sola palabra que sea mentira, al contrario que el máster y el curriculum de Pablo Casado. Una descripción exacta de la realidad. Leches, Morant, pareces un patriota y un lector aventajado de Rambla Libre.

Pero cuán poco dura la alegría del pobre y la dignidad en la casa del pepero, donde siempre huele a chorizo que apesta. Y no sólo a chorizo, también a caca. A las 10 horas pusiste ese mensaje, que por cierto no es minoritario en Europa sino la evidencia en ascenso, a las 15 horas ya te entró, Alejandro Morant, cagalera de gallina: “Acabo de borrar la publicación que hice esta mañana para que la manada de horcos que coartan la libertad de expresión se siga cebando conmigo. Creo que es lo que piensa el 80% de la población. Inmigración sí, pero regulada y que se adapten a nuestras leyes, costumbres y cultura”.

El PP es un partido cloaca, una escoria política, que lo mejor es que desaparezca. Y no tengo ninguna consideración ni para eso de las bases, que son cuatro, ni para los votantes que han aceptado siempre muy complacientes el que sus ideas sean perseguidas una vez que los corruptos llegan al poder con sus votos.

Ni con los sorayos, ni los casados, con ese niñato que se va a Algeciras a besar las manos de los invasores y a decir chorradas de preadolescente sentimentaloide, tienen los males del PP remedio. El PP nunca va a salir de su cultura de pensar una cosa y decir otra, de decir una cosa en casa y otra en el mitin, de poner una cosa en el programa y ciscarse en ella en el gobierno.

José Císcar. /Foto: rtve.es.

Un sorayo: presidente provincial del PP, José Ciscar, al que nadie ni el más mínimo caso y por hacer honor a su apellido, se ciscan en él. Uno de esos orcos: las palabras del alcalde de Busot son “una opinión de tipo personal, publicadas en su muro personal de Facebook, que el presidente provincial del PP no comparte y creo que la inmensa mayoría de los militantes del Partido Popular tampoco las comparten”. Pero ¿qué militantes? Si esta chapuza gloriosa de primarias ha servido para que todos sepamos que el PP no tiene militantes, sólo cargos, carguillos y carguetes, burócratas, pelotas, indigentes mentales y marotos.

Javier Maroto, con su pareja. /Foto: deia.com.

Javier Maroto, rutilante secretario de organización: el partido “rechaza los discursos racistas y extremistas. Decimos sí a la solidaridad, al orden, a la defensa de nuestras fronteras y al apoyo a la Guardia Civil y Policía“. Pues, Maroto, decís sí a cosas muy contradictorias.

Dos jóvenes ejecutados en Irán, acusados de sodomía. /Foto: taringa.net.

No tienes ni la gallardía ni la decencia de defender a tu esposo, al que en una sociedad islámica le tirarían por la azotea y le rematarían con piedras pequeñas para que durara más sufrimiento o le colgarían de una grúa. Y tú, pedazo de imbécil, ibas detrás. Sé un poco solidario con tu esposo, capullo.

Toño Peral. /Foto: diarioinformacion.com.

Un sorayo, un casado y otro casado en segundad nupcias. Faltaba el descerebrado de Toño Peral para evacuar el blablabla al uso, las tonterías para salir del paso, porque éste no se sabe nunca si va o si viene, ni de qué vive con tanto embargo. Así que, el PP alicantino –Toñito Peral, el mejor amigo de Enrique Ortiz– rechaza las palabras de Morant y entiende que es necesario trabajar desde los países de origen para evitar los dramas humanitarios y coordinarse desde las instituciones europeas. Y esto, ¿qué significa, cómo se plasma, y cómo se trabaja en los países de origen cuyos políticos son tan corruptos que parecen del PP? ¿Y qué leches es eso de coordinarse con las instituciones europeas? ¿Acaso llevarle una caja de whisky a Jean-Claude Juncker para que se cure la ciática? ¿O que haga algún evento Elsa Martínez de recepción al barco de Open Arms para que pague algo de lo que debe a la comunidad de vecinos? ¡Se trata de defender las fronteras no de trabajar en los países de origen y estupideces de esas!

Así que Alejandro Morant, héroe y digno por unas cuantas horas, te han abierto expediente y han mandado esas frases, en las que cada palabra es una verdad, al Comité de Derechos y Garantías, supongo que ya no anda por ahí el trincón Federico Trillo, “por no respetar la línea oficial de la formación”. ¿Y cuál es esa línea, la mentira irrestricta? ¿Acaso la cobardía atávica de Maroto o la periclitada gangosidad de Margallo, el de las liposucciones gratis?

¿Y dejas que te traten así, Alejandro Morant, cuando le puedes hacer un Fernando Sepulcre al melifluo y amorfo imputado César Sánchez, que te iba a bailar no uno, dos aurreskus?

Ten decencia, ten gallardía, ten patriotismo, respétate a ti mismo, y abandona a la carrera ese partido cloaca de acomplejados, esa formación ahormada por detritus de escoria.

No, el PP no tiene solución. No tiene regeneración posible. Pablo Casado es un fiasco que puede ayudar mucho al bien de la nación consiguiendo que el PP desaparezca de la faz de la tierra, porque está instalado en la mentira y a fuer de abusar del mal menor ha degenerado en el mal absoluto. Nunca más votar al PP. A estas alturas, eso es de idiotas y de masoquistas.

La entrada Carta abierta a Alejandro Morant: ¡Abandona ese partido cloaca de acomplejados! se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This