Enrique de Diego.

En horas veinticuatro, Santiago Abascal, has hecho bien en establecer que haces honor hasta la última coma de tu programa. También Javier Ortega ha enfatizado que Vox no ha renunciado a nada. Pues la primera propuesta parlamentaria, en el minuto cero, tenéis que plantear la inmediata derogación de la Ley contra la violencia de género andaluza. Pero Ortega hoy ya andaba molesto y con rechinar de dientes porque los de Ciudadanos no quieren ni tan siquiera que se lleve a cabo nombrar a una Consejería de Familia. Los de Ciudadanos, que se van a lucrar de vuestros votos, se han dedicado a ufanarse de que lo que habéis firmado con el PP es papel mojado, que a ellos no les concierne y Javier Maroto -¡extraño partido ese del PP en el que los mismos, Rajoy y el melifluo Casado de por medio, que recurren ante el Tribunal Constitucional el matrimonio gay luego asisten al gaymonio del de la moto- dice que “el caballo y la Reconquista han quedado para el café de Vox”. ¿Y esto es algo parecido a un pacto? ¿Esto es una alianza o un cachondeo lírico? Y en qué estriba el carácter histórico de estas jornadas, cuando los 90 puntos de PP y Ciudadanos, con la salvedad del Impuesto de Sucesiones, es una mierda pinchada en un palo, es socialismo de baratillo y corrección política estomagante. ¡Vox no puede avalar esos 90 puntos inconsistentes!

Javier Maroto, con su pareja. /Foto: deia.com.

Cuando se negocia, se cede y cuando se cede en lo poco se termina cediendo en lo mucho, Santiago. Has de ver donde pones el límite para que esto no degenere en una tomadura de pelo. ¿Va a haber una Consejería de Familia o una de cuestiones macrosociales? ¿Vas a seguir con esa patraña del alucinado Losantos de votar la investidura y luego a negociar? ¿El qué? ¡No te van respetar ninguno de los puntos firmados! Pero vamos a ver, Santiago Abascal, tú conoces bien al Partido Popular. ¿Cuándo ha cumplido una sola de sus promesas? ¡Pero si hace campaña siempre con la bajada de impuestos y siempre la primera medida que toma es subirlos! Es gente degradada y falsa, acostumbrada mentir. Y miras en cada pueblo o ciudad y siguen los mismos mentirosos y corruptos. En Alicante, Toño Peral y Luis Barcala; en Elche, Mercedes Alonso y Pablo Ruz; en Elda, Adela Pedrosa. Es para vomitar.

Toño Peral.

Tú, Santiago, cuando te fuiste del PP, por coherencia, incidiste en que habían soltado a Bolinaga y se han ciscado en las tumbas de Gregorio Ordóñez, de Miguel Ángel Blanco y de todos los concejales del PP asesinados.

Y ¿no te has cansado de repetir, en razón, que Ciudadanos y Albert Rivera son veletas? Pero ¡si en 2015 estaban contra la Ley Integral de Violencia de Género y ahora –con Pedro J Ramírez y Cruz Sánchez de Lara haciéndoles la sucia ola- son los más fervorosos de esa monstruosidad totalitaria y genocida, que ha acabado con la presunción de inocencia de los varones y ha convertido el crimen en una bella arte, en un gran negocio del que viven feministas degeneradas y socialistas conformadas por el material putrefacto que se encuentra entre las garras de un león muy viejo.

Juan Marín. /Foto: electomania.com.

Albert Rivera, le petit macron, un charlatán de feria, que a mí me quiere meter en la cárcel mientras va de regenerador, es un personaje sin palabra, sin convicciones y sin principios. Mira detenidamente a Juan Marín, el mayor camaleón que ha dado Andalucía, un jeta integral que ha militado en el PP, en el PSOE, en el Partido Andalucista para terminar recalando en Ciudadanos que no es ni tan siquiera un partido, sino una simple marca al servicio del sistema, con una financiación presuntamente ilegal desde su fundación hasta nuestros días.

Juan Manuel Moreno Bonilla. /Foto: abc.es.

¿Con qué gente te has reunido? ¿con qué gente has pactado? No practican más que la mentira y el juego sucio. ¡Si mientras estabais reunidos, el PP se dedicaba a poneros a parir y a desacreditaros! ¿Por qué, a cambio de qué tienes que salvarle tú el culo al mindundi de Pablo Casado, que no sabe de nada y que no dice más que vaguedades banales, y a Juan Manuel Moreno Bonilla, que es un chiquilicuatre? ¿Por qué y a cambio de qué tienes que, con tus 12 diputados y tus 400.000 votos, dar la vicepresidencia de la Junta a un personaje, como Juan Marín, que un día sí y otro también está despreciando a esos 12 diputados y a esos 400.000 votos?

¿Cómo estás cometiendo el error de esa frivolidad de Losantos, un liberal que siempre anda a ver que pilla del presupuesto público, un pésimo gestor que a todos da consejos que para él no tiene, de caer en eso de votar la investidura y luego ya habrá tiempo de negociar? Pero si ha dejado claro que lo único que busca es que le den licencias, para luego venderlas como hizo con las cinco de las TDT que le dio Esperanza Aguirre.

El mindundi Losantos, primado por el PP. /Foto: lavozdebida.com.

España no tiene tiempo. El programa de Vox es una copia del de la Plataforma de las Clases Medias y puedo remitirme a mi libro “Privatizar las mentes”, publicado en 1996, en el que está no sólo la filosofía también las propuestas concretas. Ese programa es el único que puede salvar a España, ya muy a la deriva. Eliminar las autonomías no es opinable, no es una propuesta, es cuestión de supervivencia. Derogar la maldita Ley Integral de Violencia de Género no es una opción, es una necesidad para que la sociedad sobreviva. Pasar, en inmigración, del efecto llamada del buenismo suicida al efecto salida de la racionalidad, la legalidad y la defensa de la soberanía nacional que pasa por defender las fronteras no es una opción, es una obligación imperiosa, y ya sumamente urgente.

No hay tiempo. Es preciso acelerar sin entrar en cambalaches ni componendas. Sin dejar las cuestiones para mañana, que ya se sabe que mañana ayunará Juan y nunca ayuna. ¿Cómo te dejas engañar por las chorradas de un personaje menor, de un estricto bocachanclas como Losantos que siempre ha confundido el interés superior de la Patria con el suyo propio? La única vez que ha bajado del micrófono a la realidad les colocó a los de Ciudadanos a Cristina Losada en Galicia y fue un desastre sin paliativos, de sonrojo.

Detrás de ti, Santiago Abascal, está, en efecto, la España viva, creciente; ese es un proceso que tú lideras, y lo estás haciendo bien, pero que te trasciende, al que tienes que servir. Los cambios reales en las sociedades –no el quítate tú para ponerme yo-  no se producen a lo largo de años, como dice el al borde de la quiebra Federico, sino mediante catarsis cuando la fuerza vital de la nación cataliza al borde del abismo y éste es el momento. Pon tú los límites, Santiago. Pie en pared y que estallen todas las contradicciones de la cloaca de la casta parasitaria, del PP y Ciudadanos.

El PP siempre ha tenido la obsesión de que no saliera nadie a su derecha mediante la generación de coartadas. Una de ellas ha sido Losantos. Tú estuviste un tiempo en ese tipo de operaciones. No puedes convertir a Vox en una coartada más. Sólo hay dos partidos Vox y el resto y en esa soledad es donde estriba tu fuerza.

Albert Rivera saludando a Manuel Valls. /Foto: lavanguardia.com.

Las tres derechas, esa mentira de raíz aznarista, es una trampa. Ciudadanos no es ni de derechas ni de izquierdas, es de Albert Rivera que ha vendido su alma de veleta al diablo, a George Soros, a la masonería, al Club de Bilderber y a Macron. ¡Vaya papelón el del Eliseo, asediado por los ‘chalecos amarillos’, dando órdenes a su sucursalita española! Con las bombas que tiran los fanfarrones, se hacen las gaditanas tirabuzones…¿Y a esa inmundicia vas a apoyar? Y el PP, ¿qué es más que una cloaca pestilente enfangada en la corrupción ideológica de gobernar siempre en socialista? ¿Y con esos te has sentado y has firmado unos acuerdos de papel mojado?

Exige claridad, exige compromiso, quien tiene 12 diputados decisivos es el que manda, el que tiene que hacerse respetar hasta en las comas. Son las reglas del juego, es el sistema proporcional. ¿Va a haber Consejería de Familia o no? ¿Va a haber un mínimo de respeto y respetabilidad? ¡Mejor nuevas elecciones que este cambalache y este enjuague, mejor que esta ceremonia de la confusión, mejor que un Gobierno que tiene en su programa más ideología de género con más dinero de los contribuyentes y nada en inmigración! Al fin y al cabo, ¿no propone Vox erradicar ese cáncer de las autonomías? ¿A santo de qué tiene que ser el factor de estabilidad del desastre?

No votes a Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente de la Junta de Andalucía. No conviertas a Vox en un partido bisagra ninguneado y vilipendiado por aquellos que te deben el poder y el sueldo. El programa de Vox exige mayoría absoluta y no tiene atajos.

PD. Reproduzco el correo electrónico recibido de un brillante profesional que militó –y milita, pues imprime carácter- en la Plataforma de las Clases Medias:

“Aunque estoy decepcionado por lo ocurrido después de la presentación por VOX de las 19 medidas (todas ellas extraordinarias) creo que aún hay que darle una oportunidad. Lo que se ha acordado sólo es el apoyo de la investidura.

Evidentemente, yo nunca votaría a favor de la investidura de la secta masónica francesa Ciudadanos y de la cloaca del PP si no se comprometen claramente a ejecutar cierta cantidad de las medidas presentadas.

Hace un año, aproximadamente, me di de alta como afiliado del partido para apoyarlos económicamente en su defensa de España frente al golpe de Estado. La semana pasada me di de baja porque no van a renunciar a las subvenciones que les corresponden como partido por los resultados andaluces en franca contradicción con sus postulados.

Me preguntaron por el motivo de la baja y les expliqué claramente que no podían predicar la eliminación de toda subvención y posteriormente recibirlas; en primer lugar por coherencia, en segundo lugar porque ningún grupo renuncia a los privilegios cuando los disfruta creándose de este modo un interés de protección de lo conquistado diferente al que inicialmente le podía inspirar. Si VOX recibe subvenciones se convertirá en una fuerza conservadora del sistema de partidos estatales cuyo único interés es su parasitaria supervivencia.

No obstante, aún conservo cierta esperanza y espero que VOX defienda sus postulados con rectitud preconizando la eliminación de toda subvención a los partidos estatales, la defensa de la caza y del mundo rural, la erradicación de la inmigración ilegal y la lucha contra el islamismo, la liberalización de la escuela o la sanidad, la eliminación de las leyes y medidas relativas a la denominada “política de género” (nunca tan poca realidad fue utilizada para suprimir tanta libertad e igualdad jurídica: resulta que mueren en 2018 aproximadamente 50 mujeres víctimas de la violencia doméstica y sin embargo no se da a conocer la nacionalidad de los agresores, la cantidad de niños asesinados por sus madres (alrededor de 67) o, por ejemplo, no se compara con la cifra de hombres muertos por suicidio (más de 3.000).

Debemos tener fe en ello y encomendarnos a Él, ya que de otro modo no existe salvación alguna para nuestra Patria”.

 

 

La entrada Carta a Santiago Abascal (2): Lo de las tres derechas es una trampa, estás tratando con escoria se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This