Enrique de Diego.

Te ha quedado de cine, piltrafilla. En vez de reconocer el descenso, el desfonde de Teresa Rodríguez, quien, por cierto, no te hace ni caso, has sacado fuerzas de flaqueza, con Alberto Garzón en el papel de pasmado, y has salido por el registro del “frente antifascista” o la “alianza antifascista”. Eso de considerar fascista a todo el que no piense como tú es muy fascista, Pablo Iglesias.

Para ti son fascistas el PP, Ciudadanos y Vox, y ninguno de ellos lo es. Si hubiera un partido fascista realmente tú ibas a tener diarrea y te ibas a ir a cagar a Galapagar, y nunca mejor dicho. El PP es un partido liberal-conservador que cuando gobierna sufre una metamorfosis, una auténtica corrupción ideológica, hacia la izquierda, como una especie de instinto o de tic. Ciudadanos es cualquier cosa con tal de que le vaya bien a Albert Rivera y ahora es el macronismo en España. Y Vox, si te lees sus propuestas, es un partido conservador clásico, que ahora suena a renovador ante el desastre de tus gilipolleces. Parece mentira que seas profesor y seas tan simple, aunque lo eres de la Facultad de Políticas que es una escombrera, un zoológico de politoxicómanos.

La cuestión es que tú eres un mentiroso compulsivo, que te dedicaste a engañar para volver a recrear el partido comunista y ya no cuela. Estás acabado. Estuvo sembrado Santiago Abascal cuando dijo que en inmigración Vox plantea lo que tú, Pablo Iglesias, para tu casa. Una de las más vigiladas de España y con muros. Porque dile a Irene Montero que ya no vive en un barrio, sino en una urbanización de lujo, en La Navata, pedanía de Galapagar.

Tus declaraciones son una clara incitación a la violencia, situándote en el terreno de los antifas y tú acarrearás con las consecuencias de tu benzina. Eres un descerebrado y un panolis. Lo que planteas es “reconstruir la mayoría de la moción de censura”. Esa mayoría no ha existido nunca. Puro espejismo. Fue una mayoría contra Mariano Rajoy, para echar a Rajoy y con Rajoy fuera no hay el más mínimo nexo de unión. Has hecho referencia a ERC y a PDeCat, pero ellos no tienen el más mínimo nexo de unión contigo, pedazo de imbécil. Ellos quieren separarse. En eso no engañan. Quieren separarse de los de Vox, de los PP, de los Ciudadanos, de los del PSOE y de ti, aunque andes todo el día bailándoles el agua como una odalisca fondona a la que se le ha pasado el arroz.

No sirves para nada, Pablo Iglesias. Ni para caballo de Troya de los separatistas, tarea en la que tanto te esfuerzas, ni como satélite del PSOE, al que desprestigias.

Lo que tienes que empezar a pensar es cómo vas a mantener la mansión de Galapagar y cómo te vas a pagar la seguridad privada, porque ya está bien de chupar del bote y de cargar los gastos al contribuyente.

Si te miras a un espejo verás que el fascista eres tú. Ala, a cagar, a Galapagar.

La entrada Carta a Pablo Iglesias: A cagar a Galapagar, el fascista eres tú se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This