Enrique de Diego.

No me extraña que, en las encuestas, seas el agujero negro de Ciudadanos, el único, gris Ignacio Aguado, que desciende con claridad y que es superado por Vox, que ni tan siquiera ha nominado candidato. No me extraña porque eres una nulidad y un descerebrado. Es la descripción ajustada. No te tuvo Dios de su mano, Ignacio Aguado, el día que tuviste la malhadada ocurrencia de presentarme, nada menos, que una querella por injurias y calumnias, que te va a costar muy cara, que ya te está costando, que va a acabar con tu carrera política, que se te va a caer el pelo que te implantaste, porque informé en este medio independiente que es Rambla Libre de que en las elecciones de 2015, Ciudadanos, en la Comunidad de Madrid, financió ilegalmente su campaña en las elecciones locales y regionales, o más exactamente que Ciudadanos no financió su campaña sino que se la hizo financiar a sus candidatos. Eso no es más que la estricta verdad, la purita verdad. Eso es una trama corrupta con un presunto delito electoral en gran escala que te puede costar, Ignacio Aguado, la cárcel. Y conviene que te vayas enterando de lo que te juegas.

Hice lo que he hecho en 45 años de profesión periodística: informar con total veracidad, tras contrastar los hechos. Y en esos 45 años eres, Ignacio Aguado, el primer incompetente que me presenta una querella por informar de la verdad. Alucinante. He pasado ya por un estúpido acto de conciliación, me ha tocado declarar en el Juzgado, acogerme a la exceptio veritatis y presentar un escrito demoledor que, si la Justicia funciona, puede acabar con tu carrera, y las de Miguel Gutiérrez, César Zafra y el inútil de José Manuel Villegas, que no sirve ni para dar pucherazos.

Víctor Rufo, concejal de San Lorenzo de la Sierra. /Foto: aquienlasierra.es.

Tengo la certeza de que al presentar esa querella conseguiste hacer que saltara la liebre, varias liebres. Ya había yo aportado en el Juzgado pruebas tan contundentes como un acta de la agrupación de Fuenlabrada, informando de que los cinco primeros tenían que rascarse el bolsillo por orden de Madrid, que eres tú, la declaración del abogado Alberto Ganga en la Comisión del Senado y la contundente declaración del exportavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial y ahora concejal no adscrito, Víctor Rufo Benito, de que Ciudadanos “ordenó” desarrollar un sistema de financiación ilegal en la campaña electoral de 2015, en la que el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid fue Ignacio Aguado. La dirección madrileña del partido les dijo que “no pagaban nada, que la campaña nos la costeáramos nosotros”. 

Esta semana el diario El Mundo te ha rematado con una serie de informaciones concatenadas que te van a costar muy caro y en las que se confirma de forma indubitable la existencia de una trama corrupta de financiación en las elecciones de 2015. Lo único que se te ha ocurrido decir, estúpido liberticida, es que “estas informaciones son viejas, ya han salido en alguna ocasión”. Sí, son las mías, dando la primicia, pero las informaciones no se diferencias por ser viejas o nuevas, sino por ser verdaderas o falsas. El osado Villegas, que no sirve ni para dar pucherazos, ha calificado las nuevas revelaciones de “serpientes de campaña”. Desde el partido Ciudadanos se han dicho las siguientes sandeces de argumentario: “no es la primera vez que se intentan sembrar dudas” y “cualquier imputación o comentario son rotundamente falsos, como se ha demostrado hasta el momento”. Cuando no se ha demostrado más que lo contrario: que se cometió un presunto delito electoral en gran escala. Me troncho de la risa con la justificación de que las cuentas fueron fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas. Cómo leches, Ignacio, manipulador de cuarta, va a fiscalizar el Tribunal de Cuentas unas cuentas que nunca existieron, porque cada candidato se pagó de su bolsillo la campaña.

Horacio Rico. /Foto: elmundo.es.

El Mundo, en una serie de magníficas informaciones, entrando por la senda que abrí, y que tú, Ignacio Aguado, has desbrozado mucho, ha conseguido los testimonios de Horacio Rico, concejal de Alcobendas, que tuvo que poner 2.500 euros, y que pagó de su bolsillo la confección del programa electoral y publicidad, así como de Juan José González, concejal de Ciudadanos de Arroyomolinos, que tuvo que poner 600 euros. El dinero que se ponía era “a fondo perdido en el caso de obtener el acta de concejal” y quienes no lo conseguían recibirían la devolución de los sí electos en “prorrata de 36 meses”. Ambos criterios son indicados por agrupaciones dispares, con confirmación plena de que se trató de consigna delictiva. En Móstoles, Pedro Benayas se negó a poner dinero y fue descabalgado a pesar de haber ganado las primarias. José Felipe Garrido, concejal de Navalcarnero, hace declaraciones en la misma línea y también Sergio Blázquez, que fue jefe de comunicación de la agrupación de Fuenlabrada, confirma que Patricia Frutos, la número 1, tuvo que poner 3.000 euros y 2.000 los siguientes en la lista.

https://www.elmundo.es/madrid/2019/04/10/5cacdf9d21efa0091b8b470b.html

https://www.elmundo.es/madrid/2019/04/11/5cae3c0321efa0ea678b459b.html

https://www.elmundo.es/madrid/2019/04/10/5cadbda921efa0c17e8b4681.html

https://www.elmundo.es/madrid/2019/04/12/5caf699921efa08d2a8b4651.html

La carga de la prueba, Ignacio Aguado, sobre el presunto delito es abrumadora. Voy a aportar todas estas informaciones al Juzgado, como anexo a mi escrito de exceptio veritatis.

Mira, Ignacio, agujero negro de Ciudadanos, te va a arder el pelo y vas a incendiar a Ciudadanos.

 

La entrada Carta a Ignacio Aguado: Eres un descerebrado y un presunto delincuente se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This