El candidato del Partido Demócrata, Joe Biden, ha sido declarado oficialmente el ganador de las elecciones de los Estados Unidos, mientras su rival Donald Trump anuncia respuesta legal al resultado pues denuncia que ha habido un posible fraude electoral. Desde luego, hay indicios de fraude, pues con la excusa del coronavirus se ha promovido en masa el voto por correo llegando a los cien millones de votos por este procedimiento, un procedimiento que es bastante más manipulable que el voto presencial. Y numerosos observadores electorales así lo han afirmado: se han visto votos emitidos por muertos, votos por correo fuera de plazo que han sido aceptados, votos de inmigrantes sin derecho a voto, observadores del Partido Republicano a los que se les niega la presencia en los conteos…
A todos estos indicios de fraude habría que añadirles otro más, el posible fraude electrónico (como seguramente ocurre también en España) a través del programa Hammer Scorecard. Es lo que explicaría el vuelco electoral tras el extraño parón durante el recuento. Antes de dicho parón iba ganando Donald Trump, pero después del mismo Biden empieza a subir masivamente en los Estados clave. Un vuelco que ni siquiera la supuesta mayoría Demócrata en el voto por correo es capaz de explicar. La introducción de un algoritmo en el programa informático de recuento para “desviar” los votos desde Trump a Biden sería una explicación a este extraño fenómeno.
¿Y ahora qué? pues no somos excesivamente optimistas. Trump está siendo abandonado por todo el mundo: casi todo el Partido Republicano, la cadena FOX, su “amigo” el Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu (en una traición increíble contra Trump, después de que éste se haya pasado cuatro años arrastrándose ante él)…y no le vemos con el valor suficiente como para enfrentarse solo a todo el Sistema anglo-sionista globalista infiltrado en los USA, aún en el caso de que el mismo Trump sea el patriota sincero y supuestamente anti-sistema que nos venden sus defensores.
Puede que recurra a la Justicia y puede que el caso llegue al Tribunal Supremo, pero las presiones para que la cosa no pase de ahí serán terribles. Si se demuestra que en la gran “democracia” americana se amañan las elecciones las consecuencias para Estados Unidos (pero también para Europa) serían difíciles de prever. Podría haber un conflicto civil violento muy serio y en Estados Unidos aún hay 71 millones de personas con sentimiento de patria, anti-progres y armados hasta los dientes, la mayoría de ellos blancos. Y los globalistas les tienen pánico. No parece aún el momento de llevarles a un conflicto violento. Tampoco creemos que los miembros del Supremo tengan el valor suficiente de enfrentarse a toda esta maligna maquinaria, por mucho que tengan mayoría “conservadora” y por mucho que nos hablen de la supuesta bondad de la “separación de poderes” de los USA.
Por desgracia, somos pesimistas y creemos que Trump acabará cediendo a las presiones  y no sacará a esos 71 millones americanos a la calle para que reclamen lo que les han robado. Aunque el tiempo dirá lo que pasa. Igual que habrá que ver las repercusiones en Europa, pues (si como parece) los israelíes han hecho las paces con el Partido Demócrata, podrían dejar de apoyar a los partidos de la derecha alternativa que tanto auge han tenido en Europa (y en España) los últimos años y podrá empeorar de nuevo la situación en Oriente Medio si los Demócratas vuelven a una política de enfrentamiento con Irán. Faltaría ver si Putin y Rusia también forman parte del acuerdo, aunque de momento no dicen nada, lo que significaría que también han sido abandonados y Rusia volvería a estar aislada frente a unos Estados Unidos aliados de nuevo con la UE…y puede que también con Israel y China.
Desde DN mostramos nuestro rechazo al resultado de estas elecciones, por el más que posible pucherazo y por nuestra oposición al partido Demócrata, a Joe Biden y más aún a los que viene detrás de él (Hillary, Harris…) aún con más motivos si vuelven a tener a los israelíes de su lado. Todo nuestro apoyo a los patriotas americanos y, en el caso de que Trump sea realmente uno de ellos, esperamos que puedan todavía dar un vuelco a esta situación y recuperen la presidencia que les han robado.

Source: Democracia Nacional

Pin It on Pinterest

Share This