Luis Bru.

Federico Jiménez Losantos ha empezado a emitir su programa en lo que se llamaba Intereconomía, hoy Farnesio Ventures SL, marca comercial El Toro TV, sede en Torre Pachecho, Murcia. Julio Ariza para entendernos, que después de un concurso de acreedores ha salido indemne e impune. No sólo sale el programa de Losantos sino también el programa deportivo. La radio emitida por televisión es un aburrimiento, dicho sea de paso. Son bustos parlantes aburriendo al personal.

Se trata de la alianza de dos perdedores reincidentes o multireindentes a la que no cabe augurar nada bueno, solo el más soberano de los ridículos, En el caso de Julio Ariza al margen del presunto alzamientos de bienes, hace una televisión deleznable sin publicidad, más allá de los restaurantes de intercambio en los que Ariza come gratis. Un redactor de la casa concreta que “ausencia de medios total; ingresos ninguno”. Lo que hacen los chicos de Ariza es preguntar, José Javier Esparza y Xavier Horcajo, “¿nos ayudas?”, que suena al mendigo de la puerta de la Iglesia, para de inmediato dar un teléfono del “Club de amigos”. A raíz de de que Rambla Libre denunciara que pedían con descaro dinero para el Club de Amigos de Intereconomía, cuando ya no existe Intereconomía, y que lo hacía con desfachatez el propio Julio Ariza, han tenido la decencia, no sé si llamarlo así, o la vergüenza ajena para no meter en problemas al administrador concursal Fernando Martínez Sanz y a su señoría la titular del Juzgado de lo Mercantil número 11. O a José Luis Hernández Dearce, nominal propietario, y con el que no se ha hecho el pacto. Vamos, que estoy cierto que Federico ni sabe como se llama ni ha estado nunca en Torre Pacheco. Aunque Ariza se le la pinza y en El gato al agua hace como se le escapa Club de Amigos…de Intereconomía y habla no se sabe muy bien como quién… ¿Como presidente de “Intereconomía”, por casualidad? De ser así, resultaría que la de estafador es una vocación. Se quita las deudas y sigue en el machito.

Por cierto, recordar que Xavier Horcajo ha llorado en todos los hombros y ha llamado imperiosamente a todas las puertas, Telemadrid por ejemplo, porque Ariza no le pagaba y a ver si había trabajo. Y José Javier Esparza, tres cuartos de lo mismo, tras gastar parte de su herencia para sobrevivir, marcharse de Intereconomía porque no aguantaba más, romper su matrimonio con cinco hijos, para volver de nuevo a algo parecido al esclavismo bajo los dictados de Julio Ariza, al que se le puede negar todo menos contumacia y perseverancia. ¡Menudo papelón hacen los del “¿nos ayudas?”, sobre todo, porque de esos dineros no se da cuenta nadie, son el secreto mejor guardado, igual se lo lleva casa Julio Ariza o a El periódico del Motor que lo gasta en meriendas para los chicos! Por cierto, ¡qué mal está El gato al agua! Son una pandilla de ignotos freakys con algún deslenguado pasado de rosca como el inefable de Eduardo García Serrano de prima dona.

Así que si así están de mal las cosas por lo queda de Intereconomía, una escombrera, tampoco andan muy bien las cosas en casa de Losantos, con unos activos ficticios de 6,8 millones de euros y los muy sospechosos 5,8 millones de euros de subcontratación o “trabajos de otras empresas”, que algunos extrabajadores les suena a saqueo. Vamos, que se han coaligado el hambre con las ganas de comer. Si a Federico Jiménez Losantos le fuera bien con los inversores no se le ocurriría reincidir para que le tomara el pelo Ariza. No deben estar prosperando las conversaciones porque a buenas horas iba a volver Federico Jiménez Losantos con Julio Ariza que ya los engañó como a chinos.  También hay que decir que los engañó porque quisieron pasarse de listos y eso es como sentarse a una mesa con un tahúr y pensar que vas a ganar dinero.

En enero de 2013, tras prolongadas conversaciones, el programa Es la mañana de Federico empezó a emitirse en Intereconomía -todavía no había alcanzado los más de 69 millones de deuda- dentro de un pacto más amplio que contemplaba la intervención de Losantos en “El gato al agua” -Federico no funcionó, daba muy mal en televisión-, la cesión a Es Radio de una frecuencia de radio y como guinda del pastel la cabeza de Enrique de Diego, porque había tenido la ocurrencia de defender la autoría islamista del 11-M. Craso error. Las pretensiones de Losantos eran, según se ha sabido después por fuentes solventes, poner a Javier Somalo de director general de Radio Intereconomía y Radio Inter y a Dieter Brandau de presentador de “El gato al agua”. El objetivo final de Losantos era hacerse con Intereconomía. Un lince. ¿De dónde iba a sacar el dinero para enjugar las pérdidas? A cambio, Xavier Horcajo pasó a tertuliano de Es Radio, donde tampoco funcionó. Incluso pueden considerarse multireincidentes porque ya fueron a pachas en Libertad Digital, aunque nunca se hablaron.

Han vueltos a delinquir, dicho metafóricamente. Julio Ariza rellena la mañana en Intereconomía, Farnesio Ventures o la Televisión del Toro o como se llame, que lo del presunto alzamientos de bienes trae estos líos, y Federico Jiménez Losantos se cree que sale en una televisión, Pobres. ¡Cómo se engañan!

La entrada Alianza de dos perdedores reincidentes: Losantos con Ariza se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This