Editorial.

Nunca la Justicia había transmitido un olor tan fétido y hediondo. El pacto de PSOE, PP y Podemos, perpetrado por Dolores Delgado y Rafael Catalá, es una vergüenza nacional que tendrá un coste, de seguro, para los firmantes y especialmente para el PP, que difumina de golpe todas sus incipientes señales regeneracionistas para mostrar que sigue instalado en la cultura de la corrupción ideológica. El PP entrega, además, el Consejo General del Poder Judicial a una mayoría socialista a cambio de que Manuel Marchena sea el presidente del Tribunal Supremo. Marchena dejó libre, frente a muchas evidencias, de responsabilidades en su falsario máster al político profesional Pablo Casado. Y también a Podemos cuya línea política actual es una absoluta tomadura de pelo, en la que literalmente está haciendo todo lo contrario de lo que prometía y acomodándose lisa y llanamente al sistema.

En medio de este erial, ha sido un pleno acierto de Albert Rivera no prestarse a este nauseabundo enjuague, mostrando coherencia con las propuestas regeneracionistas de Ciudadanos. Quedándose fuera de este indigno cambalache, Rivera y Ciudadanos abren la puerta a la esperanza de que en el futuro haya en España una democracia con división de poderes e independencia del Poder Judicial.

 

La entrada Albert Rivera acierta al no prestarse al cambalache judicial se publicó primero en Rambla Libre.


Source: Ramba Libre

Pin It on Pinterest

Share This